Washington. El Gobierno del presidente Donald Trump empleará un proceso de revisión de seguridad más estricto para abordar la amenaza de las inversiones chinas en el sector de tecnología de Estados Unidos en lugar de simplemente imponer más aranceles al país asiático, dijeron este miércoles funcionarios.

El Departamento del Tesoro recomendó que Trump utilice la Comisión de Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS), que recibiría mayor autoridad mediante una nueva ley en el Congreso, para controlar las transacciones, dijeron funcionarios.

Una expansión en el alcance de los acuerdos revisados por el panel efectivamente abordará preocupaciones sobre la seguridad nacional, dijeron las autoridades estadounidenses.

"He concluido que esa ley proveerá herramientas adicionales para combatir las prácticas de inversión depredadoras que amenazan nuestro liderazgo clave en tecnología, la seguridad nacional y la prosperidad económica futura", declaró Trump en un comunicado.

Una expansión en el alcance de los acuerdos revisados por el panel efectivamente abordará preocupaciones sobre la seguridad nacional, dijeron las autoridades estadounidenses.

Añadió que tras la aprobación final de la Ley de Modernización a la Revisión de Riesgos de Inversión Extranjera, ordenará al Gobierno que "la implemente y aplique rigurosamente con rapidez, con miras a abordar las preocupaciones en torno a las inversiones dirigidas por el Estado (chino) en tecnologías críticas".

Si el Congreso estadounidense no aprueba rápidamente el proyecto de ley, Trump dijo que ordenará a su Gobierno que implemente nuevas restricciones bajo un decreto que podría ser aplicado a nivel transversal.

Este anuncio frena las especulaciones sobre un supuesto enfoque más agresivo desde Washington hacia las inversiones chinas que había adelantado esta semana el diario The Wall Street Journal, que citaba fuentes familiarizadas con el supuesto proyecto.