El gobierno guatemalteco ratificó un convenio para la implementación del Programa de Control de Contenedores.

El compromiso fue suscrito con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), informó el periódico guatemalteco Siglo XXI.

El plan se aplicará durante tres años. Su objetivo es tratar de que se disminuya la utilización de contenedores de carga marítima en actividades ilícitas, como tráfico de drogas, estupefacientes, fármacos y precursores químicos.

Este año, la Unodc ha brindado apoyo técnico y capacitación para la detección de drogas y químicos en Guatemala en los tres puertos del país: Barrios, Santo Tomas de Castillo y Quetzal.

El primer país centroamericano en ingresar al programa fue Panamá, en 2009. A mediados de 2010 se anunció su extensión a la región centroamericana.

“Panamá es un éxito en la falsificación de marca con una incautación de cien contenedores en un año, en Ecuador por ejemplo, se ha logrado en cinco años la incautación de 38 toneladas de cocaína, hay que ver que se logra en Guatemala”, dijo durante el proceso de capacitación Troels Vester, asesor regional en Prevención del Crimen de la ONU.

La oficina estima que un 90% de la carga mundial se traslada por vía marítima y que menos del 2% recibe inspección, lo cual representa una gran oportunidad para el contrabando, narcotráfico y crimen organizado.