Lima. El ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla, anunció este jueves que debido a la caída de la demanda externa que está afectando al sector exportador peruano, el gobierno estudia una serie de medidas que serían aprobadas en la sesión del Consejo de Ministros de la próxima semana.

“La caída de la demanda externa está afectando al sector exportador, por eso estamos planteando una serie de medidas que probablemente sean anunciadas la semana entrante, una vez que sean aprobadas por el Consejo de Ministros”, dijo.

Explicó que se dará una serie de medidas que están destinadas a facilitar el comercio que son importantes debido a la coyuntura externa.

Agregó que China es una economía importante para el Perú porque determina los términos de intercambio, y se han visto correcciones significativas a la baja durante los últimos meses debido al precio del cobre y del zinc, metales que son esenciales para el crecimiento del país y del fisco.

“Hemos visto los términos de intercambio en el último trimestre y hasta el mes de mayo muestran una caída sostenida, y esto obviamente es un factor de vulnerabilidad y tenemos que ver formas de mitigarlo”, anotó.

Dijo que no hay país que sea inmune a este nerviosismo y a la volatilidad, por lo que son importantes aspectos como las elecciones legislativas de Grecia, las elecciones de la Asamblea Nacional del Parlamento francés, ambas este domingo 17, y lo que se resuelva en la reunión de los líderes de la zona euro a finales de mes.

El ministro también manifestó que se observa mucha impaciencia en el mercado y se prevé una decisión binaria que redundará en un rebote.

“Estamos en una situación de alta incertidumbre y que empieza a afectar a nuestros países, especialmente por una caída en la demanda externa y en los precios de los commodities, y la salida de algunos de los capitales de los mercados emergentes”, explicó.

Precisó que durante el mes de mayo, después de mucho tiempo, se ha observado una salida neta de capitales externos de América Latina buscando refugio en papeles menos riesgosos.

“Esto condiciona nuestras perspectivas de crecimiento y estamos muy conscientes de ello y viendo planes de cómo mitigar estos efectos adversos”, señaló durante la inauguración de la Conferencia 2012 Deutsche Bank “Seeking Opportunities as We Reach Higher Grounds”.