En el inicio de la temporada de verano se registró una baja de 20.641 (13,9%) visitantes no uruguayos que a igual período de 2012. Esto se explica, en gran parte, por la ausencia de miles de argentinos.

El director nacional de Turismo, Benjamín Liberoff dijo este jueves a El Observador que la baja de los argentinos es por “las medidas disuasorias de su país” y la de los brasileños se explica “por la afectación de la conectividad” tras la liquidación de Pluna.

De todas maneras, Liberoff dijo que para las autoridades del ministerio “se valora positivamente la fidelidad” de los argentinos y brasileños que, pese a las dificultades, igual vinieron. “El descenso era previsible y por eso se tomaron medidas de estímulo”, comentó el jerarca.

En tanto, el subsecretario de Tursimo, Antonio Carámbula se reunió el martes con la Cámara Uruguaya de Turismo. En el encuentro se consideró la necesidad de “profundizar la difusión de las medidas promocionales” que rigen desde diciembre y que fueron lanzadas para contrarrestar las trabas que impuso el gobierno argentino a la compra de dólares o el pago anticipado de un impuesto que lo cobrará a los que utilicen tarjetas de crédito en el exterior.

Carámbula informó al portal de Presidencia que en ese encuentro no se habló del tema precios, aunque recordó que se fiscaliza que estén a la vista de los consumidores, sobre todo en los restaurantes.