ElObservador.com- Como una convidada de lujo, la palabra empleo se trepó a los primeros puestos de las tablas de prioridades que manejan los dirigentes del gobierno y el Frente Amplio de cara a la Rendición de Cuentas.

Aunque el trabajo suele emerger como un asunto político en el debate por los lineamientos de los Consejos de Salarios, en el FA hay consenso respecto a que el deterioro del mercado laboral exige una respuesta del Estado, y por eso planean sumar a la discusión presupuestal la creación de incentivos al empleo.

"Es algo que el Poder Ejecutivo asumió", aseguró el diputado del MPP Alejandro Sánchez, y agregó que el oficialismo deberá presentar "una batería de medidas" que fomente la creación de puestos de trabajo "con una mirada en los territorios".

En un encuentro con militantes este sábado en el Comité de Base 18 de mayo, la vicepresidenta Lucía Topolansky adelantó algunas decisiones que tomó el Consejo de Ministros el pasado viernes y mencionó la generación de empleo como uno de los temas centrales. "Lo incorporamos como prioridad porque habíamos bajado la tasa de desocupación y ahora la subimos un poco", sostuvo Topolansky.

"Tenemos que poner un stop para que la desocupación no se siga disparando y después tratar de empezar a bajarla. Con eso, los otros problemas que tenemos como en la vivienda y en la salud se van a ir resolviendo", sostuvo la vicepresidenta, y agregó que Vázquez creó una comisión formada por los ministerios de Industria, de Economía, de Trabajo y de Transporte para relevar los problemas de desempleo "lugar por lugar".

La vicepresidenta enumeró una batería de posibles medidas en las que trabaja el gobierno y sostuvo que algunas pueden ir por vía de ley o de decreto y otras a través de la Rendición de Cuentas.

Una de las propuestas en las que trabaja el gobierno es la inclusión de cláusulas en las licitaciones públicas para priorizar la producción nacional. "Capaz que nos pueden hacer algún juicio con esto y se nos van a quejar en defensa al consumidor pero nos parece que es una forma de repartir mejor", aseguró.

Marcos Otheguy, senador de Rumbo de Izquierda, dijo que además de las prioridades ya asumidas (como en educación, vivienda, seguridad y cuidados), se agrega la del trabajo "con cierto énfasis", ya que "es claro que en estos últimos tiempos el crecimiento económico no ha tenido impacto en los puestos de trabajo".

"Eso no necesariamente implica pensar en recursos presupuestales, pero sí algún otro tipo de medidas que ubiquen al empleo en el centro", agregó Otheguy, y dijo que el tenor de las medidas "dependerá del espacio fiscal".

Según Felipe Carballo, diputado de la 711, las medidas a discutir tienen que ver con shocks de inversión en infraestructura. "Hay que hacer esfuerzos para desarrollar el ferrocarril, las carreteras y el ámbito portuario. Eso permitiría mejorar en lo logístico pero además te genera mano de obra", aseguró.

Carballo considera que el gobierno cometió un error al comienzo del período cuando "frenó" las inversiones de las empresas públicas, y que por eso es necesaria una reactivación. "Se le pidió un esfuerzo importante a las empresas públicas, que implicó ahorrar y frenar sus inversiones. Esa no ha sido una buena definición, porque hemos frenado el desarrollo", señaló el diputado.

Deterioro del mercado. El deterioro del mercado laboral es uno de los temas que más preocupa al gobierno. Pese a que la economía reactivó su ritmo de crecimiento a fines de 2016, ello no se refleja hasta ahora en la creación de puestos de trabajo y desde 2014 se llevan perdidos alrededor de 38 mil.

"Nos duele, nos preocupa y nos ocupa", dice el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, cada vez que se lo consulta sobre el tema.

A la salida del Consejo de Ministros del pasado 16 de abril, Murro dijo que su cartera estaba trabajando en medidas para estimular el empleo.

La tasa de desempleo empeoró en el primer trimestre del año en comparación con el mismo período del año anterior, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Mientras que en los primeros tres meses de 2017 el indicador era de 8,5%, en el comienzo de este año trepó a 8,8%.

La tasa de empleo, que mide qué proporción de la población en edad de trabajar se encuentra en actividad, bajó casi dos puntos porcentuales respecto al primer trimestre de 2017 (de 63,7% a 61,9%).

Durante el acto del 1° de mayo, el empleo no estuvo entre las principales reivindicaciones del PIT-CNT, pero tampoco quedó fuera del discurso. El secretario general del Sunca, Óscar Andrade, aseguró que la Rendición de Cuentas es "una oportunidad para dar respuesta a demandas que son justas" y mencionó el tema del trabajo.

"Crece el desempleo, ¿no es necesario promover un fuerte shock de inversión pública?", preguntó. Entre las medidas que presentó la central sindical para financiar esas políticas está el aumento de impuestos y el incumplimiento de las metas fiscales trazadas por Economía.

"Es claro que hay déficit fiscal. Bueno, ¿es lógico que los impuestos patronales sean planos y que pague el mismo porcentaje de impuestos el pequeño comerciante y el dueño del shopping? ¿No tenemos que buscar de ahí recursos?", continuó Andrade.