Tras reunirse con la Cámara de Industrias el ministro Roberto Kreimerman anunció una batería de medidas para hacer frente a las trabas interpuestas a las importaciones por el gobierno de Argentina. Algunas de las medidas apuntan a solucionar el problema de manera urgente mientras que otras son a largo plazo.

Una de las principales medidas de corto plazo consiste en adelantar en 30 días el subsidio de US$5 millones para la industria de la vestimenta, previsto para mayo. Por otra parte se pretende adecuar el seguro de desempleo, para que las empresas en crisis puedan pagar ciertos días a los trabajadores y el resto lo haga el seguro de paro.

También se cambiará la reglamentación del IRAE (Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas) para las empresas más comprometidas. En vez de exigirles que al importar realicen un adelanto del 8% del IRAE ahora será del 5%.

Las industrias más afectadas son la textil, de marroquineria, calzado, cerámica y maquinarias no electricas.

Otra de las medidas a tomar es la creación de un fondo para que las empresas puedan financiar estudios a sus empleados y así poder diversificar los mercados.

Respecto a las medidas de largo plazo, una de ellas se centra en el aapoyo a las Pymes para que registren patentes. El aporte será del 85% del costo de la patente.

En tanto el ministro de economía Fernando Lorenzo negó que estas medidas signifiquen tomar represarias contra algún país.