Buenos Aires. El interior del país parece ser la mira de algunas grandes cadenas de supermercados que en los últimos años se expandieron en la Capital y el Gran Buenos Aires a través de pequeños formatos para competir con los autoservicios chinos y ahora giran su atención hacia las provincias.

Las que tienen la intención de seguir creciendo en pequeño formato son Día y Walmart, en tanto que Carrefour, con más de 500 locales en casi todo el país, procura consolidarse en Buenos Aires y seguir buscando grandes centros urbanos de consumo.

No obstante, la apuesta de expansión es considerada como "agresiva" por las cadenas de supermercados regionales que ven a los nuevos competidores crecer no sólo a través de locales propios sino a través de franquicias.

El 22 de julio próximo, bajo el auspicio de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (CAME), varias cámaras se reunirán con la idea de reflotar un proyecto de ley de alcance nacional que regule la expansión de las grandes superficies.

¿Podrán convivir las grandes cadenas expandidas en pequeños formatos con los comercios regionales del interior? "Hay que ver cada caso. No hay tantos supermercados chinos en el interior, por lo que el crecimiento de la pequeña superficie competiría en forma directa con los supermercados regionales", reflexionó Fernando Aguirre, el vocero de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), que nuclea al canal regional.

Por su parte, los voceros de la cadena de origen estadounidense Walmart sostuvieron que el pequeño formato "viene ganando cada vez más terreno" y ejemplificaron que en el primer cuatrimestre de este año la empresa inauguró tres tiendas en el interior: un Changomás en Clorinda, Formosa; otro en General Roca, Río Negro y un tercer local en Claypole, provincia de Buenos Aires, con una inversión superior a los 240 millones de pesos.

De las 108 tiendas que Walmart tiene en la Argentina, 51 son Changomás en sus tres versiones: Changomás, Mi Changomás y Changomás Express. Indican que el fuerte de la propuesta se da en el precio, el surtido y la conveniencia de la proximidad para las compras de reposición.

Los pequeños formatos de supermercados tienen dimensiones que van entre los 400 metros cuadrados de piso de venta (Changomas Express) hasta los 4.000 metros cuadrados (en el caso de los Changomás), mientras que los hipermercados tradicionales tienen una superficie que puede llegar a los 13.000 metros cuadrados de piso de venta.

Por su parte, las fuentes de supermercados Día indicaron que para la empresa "la cercanía es un factor clave" y describieron que sus locales "están estratégicamente ubicados en ciudades, barrios y pueblos para poder resolver las compras del hogar de una manera económica, práctica y cercana, con una propuesta de ahorro diferencial".

"El concepto de DIA viene determinado desde sus inicios por el ahorro al consumidor. Ese ahorro se materializa tanto en la cercanía a grandes núcleos urbanos que permite ahorro económico como en el ahorro del tiempo de los consumidores, que evitan grandes desplazamientos para la compra diaria", indicaron.