Asunción. Ante el avance del borrador del anteproyecto de jubilaciones y pensiones, elaborado por el Poder Ejecutivo, los gremios empresariales, sindicales y de las cajas que actualmente funcionan quieren establecer un contrapeso a cualquier “poder discrecional” que pretenda el Gobierno.

En ese sentido, el presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Eduardo Felippo, afirmó que la idea de una superintendencia no es mala, pero la ley debe establecer que de la administración de los fondos también participen los jubilados, los trabajadores y los empleadores.

Felippo aclaró el jueves pasado que la postura consensuada lograda entre todos los gremios sindicales y empresariales no debe ser tomada como una confrontación con el Poder Ejecutivo. “Nosotros vamos a presentar nuestro proyecto paralelamente al Parlamento, y que gane el mejor”, resaltó.

Preguntado sobre las objeciones al proyecto oficial, afirmó que lo fundamental tiene que ver con la administración de los fondos. “Queremos cuidar nuestra plata, y el Ejecutivo dice que ellos solos lo pueden hacer. En el proyecto oficial nosotros no pinchamos ni cortamos”, subrayó.