Río de Janeiro. El acortamiento de la guerra comercial en el mundo y el avance de medidas proteccionistas deben tener un impacto mayor sobre los países emergentes y en desarrollo, afirmó este miércoles el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo.

Según Azevedo, la tasa de cambio de esos países, como Argentina y Turquía, ya refleja esas nuevas tensiones comerciales.

"El aumento de barreras crea mucha incertidumbre y va a afectar el crecimiento del comercio y el PIB mundial. Las decisiones de inversión tienen más cautela y hay impacto en las economías emergentes. Los tipos de cambio están reflejando la inestabilidad internacional ", dijo en una conferencia en la Federación de Industrias del Estado de Río de Janeiro (Firjan).

"Es probable que los emergentes y los países en desarrollo sean más afectados", agregó.

La prolongada disputa comercial entre China y Estados Unidos se intensificó nuevamente esta semana, ya que China impuso tarifas sobre US$60.000 millones en productos norteamericanos en represalia a la última ronda de tarifas de EE.UU. sobre productos chinos.

Es posible prescindir de EE.UU. Es posible contar con una organización mundial que resuelva las disputas comerciales sin la participación de Estados Unidos, aunque no está claro si Washington apoyaría una entidad de este tipo, dijo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha expresado una marcada resistencia a laOMC y su Gobierno ha erosionado la autoridad del organismo bloqueando designaciones en el panel de apelaciones a medida que van finalizando los periodos de sus miembros actuales.

Si Estados Unidos consigue paralizar el sistema de resolución de disputas de la OMC, pondría fin a sus 23 años de actividad como entidad global comercial, considerada como un bastión de los esfuerzos para evitar el proteccionismo.