Del total de las exportaciones bolivianas en 2012, los hidrocarburos y manufacturas ocuparon el 78,5%, informó el estatal Instituto Nacional de Estadística (INE).

El informe estadístico precisa que del 100% de las exportaciones, el 48,8% le corresponde a los hidrocarburos, que se consolida en el primer lugar, seguido, con el 29,7%, por la industria manufacturera, y la minería, con 17,6%.

La gestión 2012 las ventas bolivianas alcanzaron un nuevo récord histórico al registrar un total de US$11.765 millones, de acuerdo con un reporte publicado por el INE.

Además, el reporte precisó que el incremento de las ventas al exterior subió en US$2.582 millones, lo que representa un 28% de crecimiento.

Entre los sectores más importantes, la actividad de los hidrocarburos exportó en la pasada gestión 5.741 millones, las manufacturas US$3.270 millones, y la minería US$2.071 millones.

En 2011, las ventas también fueron lideradas por los hidrocarburos, con US$4.112 millones, mientras que en segundo plano aparecía la minería, con US$2.420 millones, y en tercero la industria manufacturera con US$2.243 millones, y la agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca con US$338,2 millones.

La minería registró un descenso en el valor de sus exportaciones de US$2.420 millones en 2011 a US$2.071 millones en 2012.

Por el contrario, las cifras muestran un importante repunte de las ventas del sector manufacturero, que, de US$2.243 millones registrados en 2011, incrementó su cifra a US$3.270 millones para 2012, que lo convierte en el segundo sector más importante en las exportaciones nacionales después de los hidrocarburos.

En el caso de los hidrocarburos, la venta de gas natural, cuyos principales mercados de Bolivia son Brasil y Argentina, alcanzó a US$5.428 millones durante 2012.

Mientras, en el sector de las manufacturas los productos con mayor venta en 2012 fueron desechos y amalgamas de metal precioso, con US$1.099 millones; soya y sus derivados, con US$797,6 millones; estaño metálico, con US$296,4 millones; plata metálica, con US$210,3 millones; girasol, con US$97,9 millones; oro metálico, con US$90 millones; y alimentos, con US$74,7 millones, entre otros.

En este sector, la venta de textiles registró un incremento en sus ventas de US$33,5 millones en 2011 a US$55,1 millones en 2012, que representa un aumento de 74,7%.