Brasilia. El presidente de Perú, Ollanta Humala, mantuvo este miércoles en Brasilia sendas reuniones bilaterales con los líderes de China, Xi Jinping, de Rusia, Vladimir Putin, y de India, Narendra Modi, en el marco de su asistencia a la cumbre entre la Unasur y el foro de los BRICS.

El canciller peruano, Gonzalo Gutiérrez, dijo a Efe que, en el caso de China, fueron discutidas las posibilidades de una mayor cooperación en las áreas de ciencia y tecnología y la formación de recursos humanos, así como del ingreso de bienes peruanos en el mercado chino.

Asimismo, analizaron la celebración de las dos próximas reuniones de Cooperación Económica Asia-Pacifico (APEC, por sus siglas en inglés), "que tendrán lugar este año en China y en 2016 en Perú", explicó.

El ministro destacó que Perú fue el segundo país de América Latina, después de Chile, en firmar un Tratado de Libre Comercio Integral con China.

Las reuniones se dieron en el marco de la reunión sostenida en Brasilia entre los líderes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y los BRICS, foro integrado por Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica.

A ello, se suma un acuerdo de Asociación Estratégica Integral entre ambas naciones que, según el canciller, supone "el más alto grado de relaciones bilaterales que China considera con países latinoamericanos".

Sobre la reunión con Putin, indicó que se trató sobre la posibilidad de alcanzar distintos acuerdos de cooperación en diversos sectores, como el hidroeléctrico, y se abordó la próxima visita del presidente de Perú a Moscú, prevista para noviembre.

Con Modi, Humala habló sobre el interés "común" en negociar un tratado de libre comercio entre los dos países, así como de la posibilidad de una próxima visita oficial de Humala a la India.

Las reuniones se dieron en el marco de la reunión sostenida en Brasilia entre los líderes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y los BRICS, foro integrado por Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica.

Durante ese encuentro, los BRICS presentaron a los presidentes de los doce países de la Unasur las líneas maestras del futuro banco de fomento de esas cinco economías emergentes, que se calcula que comenzará a operar en 2016 y estará al servicio de los países en desarrollo.