Beijing. La actividad industrial de China se mantuvo estable en octubre gracias a la mejora de la demanda, que no obstante sigue siendo débil, según indican los datos oficiales publicados hoy domingo.

El Índice de Gerentes de Compras (IGC) del sector manufacturero de China registró una lectura del 49,8 en octubre, sin cambios con respecto a septiembre, según datos difundidos por el Buró Nacional de Estadísticas (BNE) y la Federación de Logística y Adquisiciones de China (FLACh).

Una lectura superior a 50 indica expansión, mientras que una inferior representa contracción.

El subíndice de producción fue de 52,2 en octubre, una breve caída frente al 52,3 de septiembre, pero superior a la lectura del 51,7 de agosto, lo que supone una recuperación del crecimiento.

El subíndice de nuevos pedidos se situó en 50,3 en octubre, superando la lectura del 50,2 registrada en septiembre, indicando mejoras en la demanda.