Quito. España importó productos ecuatorianos por un valor de 598,0 millones de euros (US$735,9 millones) en el 2017, lo que representa un crecimiento de 15,8 % con respecto al 2016, según datos estadísticos del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Se trata del primer dato objetivo anual de comercio exterior entre Ecuador y España, desde que el 1 de enero de 2017 entrara en vigencia el Acuerdo Multipartes suscrito con la Unión Europea.

Los principales productos ecuatorianos que llegaron a España son los de acuacultura y pesca, destacando el atún y el camarón, explicó a El Universo, José Luis Cabascango, director de la Oficina Comercial de Ecuador en España.

Cabascango dijo que las exportaciones ecuatorianas de banano también se están tornando interesantes a pesar de que existe la competencia del plátano canario y los provenientes de otros países de África, así como de Colombia y Costa Rica.

"De lo que hemos hablado con los importadores, si ven con buenos ojos poder introducir el banano ecuatoriano por la calidad", dijo, para luego enfatizar que también hay oportunidades para el orito, conocido en España como baby banana.

En este contexto, el mercado para frutas exóticas como la pitahaya, la maracuya, la uvilla y la guayaba se ha abierto. Las buenas perspectivas para el chocolate ecuatoriano sigue vigente y, en la actualidad, existe interés por los snacks en base a chía o quinua.

La dinamización del comercio también se ha hecho evidente en el capítulo de las exportaciones españolas a Ecuador, que alcanzaron los 532,3 millones de euros (US$643,7 millones) en el 2017, un 52,4 % más que en el 2016, según el informe del Ministerio de Economía.

De hecho, el informe deja ver que los productos españoles más exportados a Ecuador han sido aeronaves, productos pesqueros, automóviles y motos, aunque descendieron las ventas de aparatos de precisión.

De este modo, el saldo entre exportaciones e importaciones ha sido favorable a Ecuador en el 2017 con una cifra de 65,7 millones de euros (US$80,7 millones).