Agosto pasado fue el peor mes para las importaciones en los últimos 72 meses. Las compras al extranjero cayeron -32,69% frente al mismo mes de 2014, según el Banco Central.

Las cifras muestran que la baja más marcada fue en combustibles (-44,66%), seguida por los bienes de capital (-32,02%) y de consumo (-30,87%).

Esta tendencia decreciente se hizo más pronunciada desde marzo, cuando el Gobierno impuso salvaguardas a más de 2.800 partidas, que incluyen a cientos de productos. En el periodo de enero a agosto, las compras bajaron -17,06% frente al mismo periodo de 2014.

Alberto Acosta Burneo, editor de la publicación Análisis Semanal, menciona que las salvaguardias sumadas a la desaceleración de la economía y el pesimismo del consumidor final han generado una gran disminución en las importaciones, que incluyen productos adquiridos por el consumidor final y la materia prima y equipos requeridos por la industria.

Acosta remarca que los bienes de capital y las materias primas cayeron en el acumulado de enero a agosto, lo que significa que las empresas están produciendo menos y probablemente restringiéndose en las inversiones y expansiones que tenían planificadas.

Por otra parte, gran parte de la baja en las importaciones está ligada a la caída en los precios del petróleo, pues el valor de los derivados también baja. En agosto el precio promedio del barril fue de $ 36,8; en el mismo mes de 2014 era $ 86.