Santiago. Las importaciones chilenas crecieron en octubre a su mayor nivel en seis años, en una señal que confirmaría una sostenida demanda interna, aunque esto arrastró a un tercer mes consecutivo de déficit comercial por un deterioro de los principales envíos del país.

En octubre, la balanza comercial registró un saldo negativo de US$217 millones, dijo este miércoles el Banco Central.

La entidad informó que las exportaciones alcanzaron a US$6.566 millones en el décimo mes, una baja interanual del 7,2%, presionadas por una caída en el valor de los envíos de cobre, del que Chile es el mayor productor mundial.

En el décimo mes, el país sumó US$3.155 millones en envíos de cobre, una baja interanual del 6,9%.

Las importaciones, en tanto, llegaron a US$6.783 millones, lo que implicó un salto del 26% en comparación a octubre del año pasado. Este es el mayor monto desde octubre del 2012.

Con la cifra mensual, Chile acumuló un superávit comercial de US$5.103 millones entre enero y octubre, lejos de los US$7.400 millones estimados para el año por el Banco Central.