El Consejo Empresarial para el Desarrollo Sostenible del Ecuador (Cemdes), está buscando como los empresarios, sensibles a las realidades sociales y ambientales, pueden desarrollar los negocios de manera exitosa, competitividad y generando ganancias, pero velando que haya menos impacto ambiental y positivos impactos sociales, indicó Christian Bakker, presidente de Cemdes.

Bajo este contexto, Cemdes desarrolló el taller internacional Visión 2050 –Una nueva agenda para los negocios hacia la sostenibilidad, en el que participaron representantes de varias empresas del país, quienes recibieron amplios conocimientos para desarrollar su propia hoja de ruta bajo los principios de sostenibilidad.

“La visión como empresarios y sector productivo del país es poder aportar a un mayor desarrollo y generación de empleo y riqueza como lo que hacemos en los negocios, pero también ver los proyectos sociales y ambientales”, sostuvo Bakker.

Como se puede utilizar menos recursos de una manera más eficiente para elaborar los productos de calidad y aportar a la sociedad con el cuidado de medio ambiente, es lo que aprenden los empresarios.

“En este taller queremos que salgan los empresarios con herramientas prácticas para que puedan volver a sus negocios y comenzar a aplicar estos elementos, que les van a dar sostenibilidad en el tiempo”, manifestó.

Los industriales están preocupados por la sostenibilidad, y están presentes en este taller alrededor de 40 empresas que están apostando a una ruta por la sostenibilidad para el desarrollo de sus actividades, manifestó Inés Manzano, director de Cemdes.

“El Estado ha dado las reglas, tenemos una legislación desde el 2003, que es exigente para los empresarios y les ha costado irse adecuando. Hace dos años tenemos el Código de la Producción con incentivos tributarios, eso le dio la zanahoria a todas esas exigencias en los temas ambientales, porque hay un incentivo importante para el empresario”, consideró Manzano.

Al inicio el Gobierno se apartó de los empresarios, ahora volvió a mirarlo, si hay un próximo periodo presidencial, el Gobierno debería hablar sobre sostenibilidad con los empresarios y consumidores, estimó la jurista.