Bogotá. En entrevista con el diario El Tiempo, el ministro de Relaciones Exteriores chileno, Alfredo Moreno, destacó el buen nivel que presenta el intercambio comercial entre ambas naciones, haciendo hincapié en la firma de la TLC y un acuerdo de asociación estratégica que será oficializado en la visita del mandatario colombiano a Chile el 16 y 17 de agosto próximo.

Consultado sobre el aterrizaje de empresas e inversiones chilenas en Colombia, la autoridad dijo que "los empresarios chilenos -y también nuestro gobierno- ven aquí un mercado atractivo, un país donde las cosas se hacen en serio, un país que tiene muchas perspectivas de desarrollo y donde la experiencia chilena puede ser útil en muchos terrenos. Y conozco bien el tema, porque yo fui uno de esos primeros inversionistas. Me tocó abrir las primeras tiendas de Sodimac (Homecenter) en Colombia".

Explicó que hoy la imagen proyectada por la nación sudamericana es con creces mejor, "el año pasado Colombia fue el segundo destino de las inversiones chilenas en todo el mundo: fueron US$1.600 millones durante el 2010 y estoy seguro de que esa cifra va a seguir creciendo. Además, Chile y Colombia son países con una relación muy especial: compartimos valores, maneras de mirar las cosas, y creo que el esquema de desarrollo de Colombia va por la misma línea de lo que se ha hecho en Chile. Y ahora, juntos, estamos haciendo cosas muy innovadoras".

Entre ellas -dijo- se encuentra la apertura al mercado asiático y africano, trabajo que Chile y Colombia han realizado a la par. Explicó que se trata de economías complementarias y no rivales "tenemos productos muy diferentes y, por tanto, hay un gran potencial de complementariedad. Así que, ¿por qué no trabajar juntos en la exploración de nuevas oportunidades más allá de nuestras fronteras? Además, debo decirlo, compartimos muchas posiciones en materia de política internacional.

Con respecto al TLC suscrito entre ambas naciones, Moreno admitió que las relaciones aún no son pequeñas, "el TLC que tenemos con Colombia es un tratado de última generación, es decir, que incorpora todos los aspectos: inversiones, servicios, temas laborales, tributarios, compras públicas, etc. Esto comenzó el año 2009 y el resultado, creo yo, ha sido excelente. El año pasado tuvimos un crecimiento del comercio bilateral de casi el 20 por ciento y en el primer trimestre de este año ha crecido casi el 40%".

Y frente al nuevo acuerdo de Asociación Estratégica, la autoridad admitió que se trata del "esquema de mayor nivel en la asociación de los dos países y que nos va a permitir colaborar en todos los aspectos. Hoy tenemos un TLC que, como bien explica su nombre, se refiere al comercio, pero la idea es ir más allá, y empezar a cooperar en temas energéticos, en materia de experiencias en políticas públicas y en escenarios internacionales para lograr, por ejemplo, el ingreso de Colombia a la OCDE".