Lima, Andina. Inversionistas provenientes de Estados Unidos, España y Chile están a la caza de negocios prósperos y quieren comprar empresas en diversos sectores productivos del Perú, señaló este domingo el director gerente de VR Business Brokers, Ian Fry.

“Las principales fuentes de inversión en la compra de empresas prósperas en el país vienen de Estados Unidos, Chile y España, no obstante, muchos compatriotas también están a la búsqueda de empresas en venta”, afirmó a la agencia Andina.

Sostuvo que los inversionistas estadounidenses prefieren adquirir empresas del sector industrial, a los españoles les interesa comprar empresas del sector turismo, mientras que a los chilenos les interesa varios rubros, incluyendo el de servicios.

“De Chile vemos que muchas empresas están siguiendo a los grandes conglomerados de su país y de los que ya son proveedores. Por ello compran empresas para seguir dándoles servicios a empresas como Lan o Saga Falabella, desde el mismo Perú”, apuntó.

Fry remarcó que el mejor momento para vender y comprar una empresa es cuando a ella le va bien, pues es en ese momento cuando se valoriza con los mejores precios y los propietarios pueden realizar una transacción interesante.

“Los propietarios de empresas medianas deberían ser capaces de evaluar la posibilidad de vender sus empresas, de fusionarse o vender una porción de la empresa cuando es el momento adecuado”, subrayó.

Sostuvo por ejemplo, que en la actualidad existe un instituto técnico superior en Lima que tiene mucho éxito y que está a la venta, y tiene un precio de US$15 millones.

Mencionó que también están a la venta medianas y pequeñas empresas como restaurantes exitosos, cuyos precios van desde los US$200 mil en adelante, pequeñas empresas de plásticos que cuestan US$300 mil, o empresas de textiles que vale cerca de US$6 millones.

“La ventaja de comprar un negocio en marcha es que no hay que empezar desde cero, sino que ya tiene un flujo de clientes y de ventas, y a partir de ello se hacen estrategias para mejorar su rentabilidad”, dijo.

Sostuvo que en lo que va del año, VR Business Brokers ha concretado la venta de una conocida fábrica de helados artesanales, un nuevo local para la cadena de panaderías Don Mamino, además de una empresa embotelladora de agua de manantial.

No obstante, Fry indicó que desde abril, algunos inversionistas han pospuesto su decisión de comprar negocios que habían previsto con anterioridad, hasta luego de realizarse la segunda vuelta electoral y de saber cuál será el rumbo económico que tomará el Perú con el nuevo gobierno.

Señaló que lo que se ha intensificado son los pedidos de valorización de empresas, pues muchos inversionistas nacionales quieren estar preparados y analizar qué decisión tomarán luego de las elecciones el 5 de junio.

“VR Business Brokers trabaja ahora en cerca de 20 mandatos de empresas que nos están pidiendo valorizar su compañía pues en esta coyuntura de mucha volatilidad les interesa saber cuánto vale su inversión”, dijo.

Indicó que a estas empresas se les prepara un modelo financiero y se proyecta los ingresos, ventas, gastos y utilidades a futuro, y se le descuenta a valor presente de los flujos futuros para obtener un valor actual de la compañía.

“Con ello las personas que nos contratan pueden estudiar la posible coyuntura política y ver cómo impactaría en el valor de su empresa y jugar con distintos supuestos para ver qué tan sensible sería el valor de su propiedad”, comentó.

Entre las empresas más sensibles a la coyuntura electoral destacan las del sector salud, educación, e industria en general, concluyó.