Roma. Italia planea liberalizaciones graduales en sectores que van desde la energía hasta los servicios profesionales para revivir a su economía, dijo el domingo el ministro de Industria, antes de reuniones con los socios europeos para discutir formas de contener la crisis de deuda.

Las medidas, que incluyen el fomento de la competencia y relajo de algunas regulaciones de la tercera economía más grande de la zona euro, se incluirán en un nuevo conjunto de reformas para mejorar el crecimiento tras el plan de austeridad por 33.000 millones de euros (US$42mil millones) aprobado el mes pasado.

"Procederemos en todos los sectores: gas, energía, comercio, transporte, las profesiones. Cada paso avanzará en crear un crecimiento más sostenible", dijo el ministro de la Industria, Corrado Passera, en una entrevista con el periódico Corriere Della Sera.

También afirmó que las medidas serán introducidas gradualmente cada mes y estarán acompañadas de reformas para abrir los mercados y combatir las ventajas injustas.

Italia ha estado en el centro de la crisis de deuda desde el verano boreal pasado, cuando sus costos de endeudamiento comenzaron a acercarse a niveles que obligaron a Irlanda, Grecia y Portugal a buscar un rescate internacional.

Mientras enfrenta este año una recesión que le hará incluso más difícil disminuir la deuda pública, el Gobierno liderado por el primer ministro Mario Monti está esbozando una serie de medidas llamadas "Crece Italia", que pretenden volver más competitiva a la lenta economía.

Monti, un respetado tecnócrata, está buscando una respuesta unificada de los países de la zona euro a la crisis de deuda del bloque y pretende coordinar estrategias de crecimiento. Monti recibió la bienvenida de los líderes de Francia y Alemania desde que asumió el poder tras la renuncia de Silvio Berlusconi en noviembre pasado.

El miércoles, Monti irá a Berlín a conversar con la canciller alemana, Angela Merkel , y se encontrará con ella y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, nuevamente en Roma el 20 de enero.