Tokio. Japón pretende unirse a las negociaciones para un pacto de libre comercio regional liderado por Estados Unidos, dijo este viernes el primer ministro Yoshihiko Noda, en su primer paso hacia un acuerdo que podría transformar radicalmente la economía nipona y desafiar su sistema político.

Se esperaba que Noda anunciara su decisión este jueves, pero la retrasó cuando un grupo del partido gobernante que debatía el acuerdo llamado Alianza Trans-Pacífico no logró llegar a una conclusión clara.

"Con el fin de traspasar nuestra prosperidad a las siguientes generaciones y tener una sociedad dinámica, necesitamos captar el crecimiento del Asia-Pacífico", comentó Noda en rueda de prensa.

Para Noda, que hace dos meses se convirtió en el sexto primer ministro de Japón en cinco años, el pacto es una primera gran prueba de que puede tomar decisiones difíciles sin poner en peligro la unidad partidaria.

Ser miembro del pacto pondría a los grandes exportadores japoneses en una posición más igualitaria con algunos de sus rivales, aunque expondría a la competencia al altamente ineficiente sector agrícola y desafiaría a un sistema político en que los agricultores tienen una gran influencia.

Noda tiene previsto viajar el sábado a Hawái para una cumbre de líderes del Asia-Pacífico, donde tiene previsto contarle a los otros miembros de la alianza sobre la decisión de Tokio.