Yokohama, Japón. Ministros de Relaciones Exteriores de Japón y China acordaron este domingo mejorar los lazos entre ambas naciones mediante intercambios privados y culturales, dijo un funcionario japonés, tras las tensiones por una disputa territorial en el Mar Oriental de China.

Las relaciones entre las dos economías más grandes de Asia se agriaron luego de que Japón detuvo en septiembre a un capitán chino cuyo barco pesquero chocó con patrullas navales japonesas en las costas de unas islas en disputa.

El capitán de la embarcación posteriormente fue liberado y enviado a su país, pero los roces han persistido, llevando a la preocupación que esto podría tener repercusiones comerciales.

El primer ministro japonés, Naoto Kan, ha sido criticado en su país por haber cedido aparentemente a las demandas de China.

El principal portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Chino, Ma Zhaoxu, dijo a la prensa que Pekín está "satisfecho con el resultado" de una cumbre de líderes del Asia-Pacífico.

El primer ministro Naoto Kan se reunió con el presidente chino, Hu Jintao, en el marco de la cumbre del Foro de Cooperación Económica del Asia Pacífico (APEC) en Yokohama, cerca de Tokio.

Los ministros de ambos países "discutieron exhaustivamente estrategias de crecimiento, seguridad humana, integración económica regional (...) las negociaciones de la ronda de Doha y el desarrollo futuro de la organización de la APEC, alcanzando un amplio consenso".

El ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Seiji Maehara, instó a Pekín a reabrir las discusiones sobre campos gasíferos en el Mar Oriental de China, dijo el funcionario japonés.

Pero el ministro de Relaciones Exteriores de China, Yang Jiechi, respondió que se necesita un "ambiente" para hacerlo, indicó el funcionario japonés, lo que sugeriría que continuará una disputa sobre recursos marítimos potencialmente vastos.