Washington. El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo este sábado que podría visitar China, en una iniciativa que ayudaría a reducir las tensiones comerciales entre las dos mayores economías mundiales, mientras funcionarios internacionales reconocieron que Pekín necesita cambiar sus prácticas comerciales.

Washington ha amenazado con imponer aranceles por valor de US$150.000 millones a las importaciones chinas en un intento por forzar cambios en las políticas industriales de Pekín, que Estados Unidos dice buscan robar propiedad intelectual de las firmas estadounidenses.

Mnuchin dijo que seguía en conversaciones con sus pares chinos para tratar de resolver las diferencias sobre temas comerciales, pero indicó que podría viajar a Pekín.

"Se está estudiando un viaje", dijo Mnuchin en una conferencia de prensa, en el marco de las reuniones que realizan durante la primavera boreal el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial en Washington. No voy a hacer comentarios sobre el calendario, ni tengo nada confirmado, pero se está evaluando un viaje", agregó.

Pekín ha amenazado con tomar represalias contra las exportaciones estadounidenses si Washington sigue adelante con los aranceles. Los riesgos de que el pulso escale hasta una guerra comercial aumentaron después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instruyó a su equipo comercial para que identifique otros US$100.000 millones en importaciones chinas que podrían ser igualmente gravadas.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dijo en una rueda de prensa que "es importante que como una comunidad global mantengamos el comercio abierto, nos aseguremos que trabajamos dentro del sistema multilateral que tenemos para garantizar que si hay disputas, esas disputas sean resueltas".

Mnuchin dijo que se reunió con el nuevo gobernador del banco central de China, Yi Gang, y hablaron sobre el potencial de una apertura de los mercados chinos a una mayor competencia extranjera.

"Me reuní con los chinos aquí. Las discusiones se refirieron más a las acciones del gobernador en el BPC (Banco Popular de China) y ciertas acciones que anunciaron referentes a una apertura de algunos de sus mercados, algo que animamos y apreciamos mucho", señaló.