Cali, EFE. La séptima Cumbre de la Alianza del Pacífico, integrada por Colombia, Chile, México y Perú, dio este martes sus primeros pasos en la ciudad colombiana de Cali con las reuniones técnicas de los viceministros de Comercio y Relaciones Exteriores, quienes comenzaron a preparar el texto de la declaración final.

La vicecanciller colombiana, Mónica Lanzetta, inauguró la sesión a puerta cerrada con el "compromiso de Colombia para avanzar en los mandatos" que presentarán este miércoles en la Reunión de ministros y este jueves en la Cumbre de Jefes de Estado del mecanismo.

Los viceministros, que conforman el Grupo de Alto Nivel (GAN), estrenaron las instalaciones del Club Campestre del sur de Cali, que servirá de escenario de las otras dos citas y del Encuentro Empresarial de la Alianza del Pacífico, que el jueves congregará también a unos 400 empresarios de 14 países.

El GAN revisó los trabajos de todos los grupos técnicos de la Alianza del Pacífico desde su puesta en marcha en junio de 2012, y que contemplan las áreas de comercio e integración, servicios y capitales, asuntos institucionales, cooperación, movimiento de personas, estrategia de comunicaciones y compras públicas.

Estos avances en la integración fueron organizados bajo la batuta de Chile, que ha ostentado hasta ahora la presidencia pro témpore del organismo y que cederá a Colombia en esta cumbre.

Con el camino allanado, los ministros de Comercio y los cancilleres configurarán mañana el cuerpo de la declaración que evaluarán el jueves los presidentes, que en cualquier caso será práctica.

"Si algo tiene la Alianza es que no es retórica", afirmó por su parte en Bogotá la canciller colombiana, María Ángela Holguín.

Este encuentro tiene como peculiaridad la presencia de presidentes de países observadores que por primera vez asisten a una cumbre de la Alianza del Pacífico con los mandatarios de los países miembros.

Así, mañana llegarán a Cali la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, quien aprovechará para firmar el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Colombia que facilitará su acceso a la Alianza, así como el mandatario panameño, Ricardo Martinelli.

El miércoles también se espera la llegada del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy; del primer ministro canadiense, Stephen Harper, y del jefe de Estado de Guatemala, Otto Pérez Molina.

Este naciente bloque económico, al que están adscritas las economías más dinámicas de América Latina, "no riñe" con otros mecanismos de integración comercial como la Comunidad Andina (CAN) o el Mercado Común Suramericano (Mercosur), según dijo hoy en una rueda de prensa el ministro colombiano de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados.

"La Alianza, que tal vez es de los mecanismos mas importantes de integración, no está hecho sobre la base de países que colindan, lo cual lo hace mucho más abierto", señaló Díaz-Granados, al remarcar que la idea es fortalecer las relaciones intrarregionales pero también estrechar lazos con Asia-Pacífico.

Los organizadores revelaron este martes detalles del Encuentro Empresarial del jueves, al que asistirán 400 empresarios de 14 países, 50 de ellas las más relevantes de América Latina, según el ránking de América Economía.

Entre ellas, se encuentran las mexicanas Petróleos Mexicanos (Pemex), el consorcio Fomento Económico Mexicano (FEMSA) y América Móvil, esta última del magnate mexicano Carlos Slim, que enviará a su hijo Carlos a la cita; así como las chilenas Falabella y Copec, entre otras.

Pero habrá también empresas de Australia, Canadá, España, Guatemala, Costa Rica, Japón, Uruguay, Nueva Zelanda, Panamá y Estados Unidos", señaló la presidenta de Proexport, la agencia colombiana de promoción de exportaciones, María Claudia Lacouture.

Asimismo estarán presentes las japonesas Mitsubishi Corporation, Bank of Tokyo-Mitsubishi y UFJ, y las españolas ACS Servicios y Comunicaciones y Energía y Gas Natural Fenosa.

A lo largo del martes fueron llegando a Cali los medios colombianos e internacionales y quedaron listos todos los detalles de logística y seguridad.