El comercio con Colombia no debe verse afectado por la salida de Venezuela de la Comunidad Andina (CAN). El diputado del Parlatino por el PSUV, Rodrigo Cabezas, asegura que ya se giraron instrucciones a las aduanas sobre la prórroga que se dio de tres meses a las condiciones arancelarias que prevalecían en esta instancia.

Venezuela ya firmó convenios comerciales de largo plazo con Ecuador y Bolivia, en los cuales se establecen las reglas entre las tres Repúblicas. Mientras con Colombia y Perú solo acordó prorrogar por tres meses las ventajas que ambos países se habían otorgado en el seno de la CAN. "Prevalece la continuidad de las normas en materia arancelaria, que es lo que más importa a quienes participan del comercio binacional. No hay nada que temer".

Estos acuerdos fueron suscritos en documento legal por los cancilleres de Colombia, Perú y Venezuela, con el compromiso en estos tres meses de trabajar para lograr un convenio marco que ponga las nuevas reglas del comercio. De no lograrse, el gobierno ha dicho que las normas de la CAN tendrán continuidad por otros tres meses.

Cabezas dice que las empresas privadas, públicas y nacionales que participen del comercio binacional sabrán que se mantienen las condiciones. Sin embargo, no hay respuesta sobre cómo quedarán pasados los tres meses los acuerdos de largo plazo que se sellen con Colombia o Perú en el tiempo de extensión de las normas jurídicas.

La diputada del Parlatino por el partido Un Nuevo Tiempo (UNT), Delsa Solórzano, dice que a pesar de extenderse el estatus jurídico de la CAN, esa es una de las incógnitas, y deberá ser resuelta cuando las naciones se sienten a acordar el nuevo sistema que regirá las relaciones comerciales.

"Desde que Venezuela anunció su retiro de la CAN no se previó qué pasaría después. Si el Gobierno no hubiese prorrogado las condiciones comerciales de la CAN, hoy habría un gran caos en la entrada de insumos al país", dice la diputada.

Asegura Solórzano que esta es la verdadera razón del desabastecimiento de productos de higiene personal.