México necesita dar pasos más firmes para aumentar su comercio con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), un mercado de 10 economías que representa 629 millones de habitantes y un Producto Interno Bruto (PIB) de US$2,4 billones, consideraron fuentes consultadas por Xinhua.

     La nación latinoamericana tuvo un intercambio comercial cercano a los US$25.500 millones con el bloque conformado por Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam durante 2016, según cifras del gobierno mexicano.

     El embajador de Filipinas en México, Eduardo José de Vega, expuso que el volumen del comercio de este país con las economías de la asociación todavía no es fuerte y podría mejorarse porque, además, la balanza favorece actualmente al bloque asiático.

 Con un intercambio que rondó los US$8.609 millones en 2016, Malasia es el principal socio comercial de México de entre los 10 miembros de ASEAN, seguido de Tailandia, Vietnam, Filipinas y Singapur, de acuerdo con los datos de la Secretaría (ministerio) de Economía mexicana.

     "Es necesario que México piense más en nuestra región porque el mercado está abierto", dijo el diplomático filipino, país que en este 2017 ostenta la presidencia de ASEAN.

     "Todos los mexicanos de la iniciativa privada nos han comentado que están diversificando o quisieran diversificar su economía, su mercado, debido a los acontecimientos que estamos observando en el norte", abundó.

     Expuso que el sector agroalimentario mexicano es el que mayores posibilidades tiene de crecer en el mercado de la organización, pues la manufactura del país es similar a la oferta de las economías asiáticas.

     Algunos de los miembros del bloque con mayoría musulmana, como Indonesia, mantienen negociaciones en curso con productores mexicanos para que les vendan carne con certificado Halal, ejemplificó el diplomático.

     De Vega y los embajadores de Tailandia, Malasia, Vietnam e Indonesia en el país se reunieron hoy en un foro organizado por el Colegio de México para hablar de la ASEAN en el marco de su 50 aniversario, que se cumple en agosto próximo.

     La asociación, coincidieron los diplomáticos, cambió de una región en la que prevalecían las confrontaciones a un bloque que en 2015 figuró como la sexta economía más grande del mundo y la tercera de Asia, sólo detrás de China y Japón.

     "No construimos muros, no tenemos planes de cerrar nuestros mercados a los importadores y exportadores mexicanos", manifestó el embajador filipino en entrevista al término del evento.

   

Con un intercambio que rondó los US$8.609 millones en 2016, Malasia es el principal socio comercial de México de entre los 10 miembros de ASEAN, seguido de Tailandia, Vietnam, Filipinas y Singapur, de acuerdo con los datos de la Secretaría (ministerio) de Economía mexicana.

     El director del Centro de Estudios de Asia y Africa del Colegio de México, Amaury García, afirmó que el sudeste asiático representa una oportunidad para que el país expanda mercados ante los amagues del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de modificar o abandonar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

     Los países de ASEAN muestran interés en México y también pueden servir como puerta de entrada a otros mercados de Asia, abundó el académico.

     Como ejemplo, el embajador de Indonesia, Yusra Khan, sostuvo durante su intervención que México es "más que un socio" y que su relación con el bloque goza de una buena forma.

     "Independientemente de lo que pueda pasar con la política de Trump es un buen momento para que México vea otras posibilidades y se diversifique", señaló García en entrevista.

     "Debe tomar decisiones, debe quedar un poco más claro, porque hay mucho interés del otro lado hacia México y creo que titubeamos un poco con respecto a qué vamos a hacer nosotros con el lado de ASEAN", agregó.