Caracas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el encargo al gobernador del estado Sucre, Luis Acuña, para que se reuniera con los representantes de la Toyota en Venezuela y se logre evitar el cese de operaciones de la fábrica en el país.

"La Toyota volvió a anunciar que tiene dificultades en su producción, a veces entran en una desesperación incomprensible. Le encargué al gobernador Acuña para que hable con los representante de la fábrica, que está en esa zona", dijo el mandatario sobre las negociaciones que adelanta el Estado para evitar la salida de la empresa japonesa de Venezuela.

Asimismo, Maduro solicitó que el gerente para Latinoamerica de la Toyota venga a reunirse con el ministro de Industrias, Wilmer Barrientos.

"No entendemos por qué estas empresas sólo quieren dólares y más dólares si aquí tenemos todos los elementos para producir vehículos", dijo el Jefe de Estado.

El Primer Mandatario criticó además que la empresa japonesa "no tenga capacidad de producción". "¿Dónde esta la capacidad para crear los productos? ¿Dónde esta la capacidad de trabajo si ya tienen diez años en el país?", se preguntó.

Maduro responsabilizó a los gerentes de la fábrica de Cumaná del cese de operaciones y los asoció a factores políticos que buscan perjudicarlo.