Caracas. El presidente venezolano Nicolás Maduro destacó hoy los avances de la nación sudamericana en materia industrial gracias al trabajo que realiza en conjunto con China, país con el cual busca incrementar acuerdos.

Maduro acudió este sábado a la entrega de 4.600 taxis como parte de una cooperación bilateral, el cual contempla la adquisición de 20.000 unidades con doble propulsión de gasolina y gas.

"Todo esto forma parte del convenio China-Venezuela, queremos continuar trabajando junto a China y con las industrias en Venezuela, para seguir renovando la flota de taxis", precisó el mandatario venezolano.

Maduro agregó que la concesión de los 4.600 taxis al pueblo venezolano se enmarca en la Misión Transporte (programa de financiamiento para obtención de vehículos), que desde enero pasado se se lleva a cabo para la entrega de un total de 10.000 vehículos a finales de 2015.

Apuntó que a mediados de marzo último entregaron 125 unidades, a lo cual se sumaron 425 vehículos en septiembre pasado de la marca china Chery.

Por su parte, el ministro venezolano de Transporte, Haiman El Troudi, anunció que la próxima semana inaugurarán en el estado Yaracuy (oeste) la planta Yutong, con la cual adelantarán el ensamblaje de autobuses de transporte de esa marca china para distintos sistemas masivos de transporte.

Al respecto, el presidente Maduro aseguró que la nación suramericana tendrá "la planta de autobuses más modernas de América Latina y el Caribe".

También destacó que con este desarrollo industrial, Venezuela será el centro de producción de los vehículos que desplazarán a la población por todo el territorio nacional.

El jefe de Estado apuntó que luego de la inauguración se planea iniciar la producción de 3.500 autobuses por año, con 25 asientos, aire acondicionado y cámaras de seguridad.

Agregó que también se encuentran otros modelos de 12 metros de longitud, compuestos por 34 puestos y uno de 14 metros que cuenta con 54 asientos, para ofrecer comodidad a los usuarios.

En enero, los gobiernos de Venezuela y China lograron acuerdos de cooperación y financiación, destinados a la ampliación energética, la construcción de 30 centros escolares y la sustitución de 20 mil taxis en las principales ciudades venezolanas