Ginebra. Los principales socios comerciales de Estados Unidos, incluida la Unión Europea, China y Japón, expresaron su profunda preocupación ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) este martes sobre posibles medidas estadounidenses que imponen aranceles adicionales a los automóviles y repuestos importados.

Japón, que junto con Rusia había iniciado el debate en el Consejo del Comercio de Mercancías de la OMC, advirtió que tales medidas podrían desencadenar una espiral de contramedidas y provocar el colapso del sistema multilateral de comercio basado en normas, dijo un funcionario que asistió a la reunión.

Más de 40 miembros de la OMC, incluidos los 28 países de la Unión Europea, advirtieron que la acción de los Estados Unidos podría perturbar seriamente el mercado mundial y amenazar al sistema de la OMC, dada la importancia de los automóviles para el comercio mundial.

Estados Unidos impuso aranceles a las importaciones europeas de acero y aluminio y está llevando a cabo otro estudio de seguridad nacional que podría generar aranceles sobre las importaciones de automóviles y repuestos de automóviles. Ambos conjuntos de tarifas se basarían en preocupaciones sobre la seguridad nacional de los EE.UU.

Estados Unidos estaba perdiendo su reputación de socio comercial de confianza, dijo el delegado ruso en la reunión, y agregó que EE.UU. podría comenzar pronto una investigación sobre el caso de aranceles a la importación de productos de uranio.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo el 29 de junio que la investigación se completaría en 3-4 semanas.

Pero la Unión Europea advirtió a los Estados Unidos que la imposición de aranceles a la importación de automóviles y piezas de automóviles dañaría a su propia industria automotriz y probablemente daría lugar a contramedidas por parte de sus socios comerciales sobre US$294.000 millones de las exportaciones estadounidenses.

Un funcionario ruso dijo en la reunión de la OMC que el tema de las investigaciones estadounidenses se había planteado durante el año pasado en diferentes reuniones de la OMC, solo para ver que las cosas empeoraban.

Estados Unidos estaba perdiendo su reputación de socio comercial de confianza, dijo el delegado ruso en la reunión, y agregó que EE.UU. podría comenzar pronto una investigación sobre el caso de aranceles a la importación de productos de uranio.

China, Canadá, Suiza, Noruega, Turquía, Costa Rica, Hong Kong, Venezuela, Singapur, Brasil, Corea del Sur, México, Qatar, Tailandia e India se hicieron eco de las mismas preocupaciones y dijeron que dudaban de que los aranceles de los Estados Unidos estuvieran en línea con las normas de la OMC. .

El diplomático estadounidense en la reunión dijo que el asunto ya estaba sujeto a disputas formales en la OMC, por lo que no debería estar en la agenda del comité, dijo el funcionario que asistió a la reunión.