El reciente paquete de medidas fiscales aprobadas por el presente gobierno está causando estragos en la producción nacional. Los porcicultores, avicultores y ganaderos enviaron una carta al presidente de la República, Porfirio Lobo Sosa, para reclamar mayor atención a esta problemática.

De acuerdo con los productores de estos sectores, las medidas fiscales aprobadas por el Congreso Nacional, con el objetivo de recaudar 7.600 millones de lempiras (US$396 millones), están afectando los costos de producción.

Jorge Ulloa, ex presidente de la Asociación Nacional de Avicutores de Honduras (Anavih), confirmó que en el caso de la producción de huevos, el valor de varios insumos se han incrementado de forma estrepitosa.

En la nota enviada al presidente de la República se detalla que la producción de carne de cerdo ha recibido un impacto de 5%. La producción avícola se ha visto afectada con un alza en sus costos de 5% para producir huevos y de 10% para producir carne de pollo.

Los ganaderos se han afectado en un 5% de sus costos para producir leche y 5% para la carne de cerdo. A este grupo de reclamantes se han unido los productores de concentrados, quienes aseguran que, además de los tributos internos, los cargos a varios productos importados están afectando sus costos.

"No es posible que aquí sigamos hablando de temas que nos nos ayudan a crecer, no podemos estar pensando en situaciones políticas cuando los productores estamos tan afectados por la crisis económica", dijo Ulloa.

Las microempresas. El denominado paquete de medidas fiscales también ha venido a agravar la situación que viven las micro, pequeñas y medianas empresas en Honduras.

José Castañeda, presidente de la Federación Hondureña de la Microempresa y el Sector Social de la Economía (Fehmisse), aseguró que la crisis se agudiza para este sector que genera la mayor cantidad de empleos en el país.

"No es posible que por beneficar algunos sectores del país, se deje a un lado a las Mipymes que contribuyen a la generación de empleo y que han ido perdiendo competividad por los altos costos de producción". A esto se suma el reciente aumento al ajuste por combustible en la tarifa de la energía eléctrica.

En el último trimestre, el costo del kilovatio ha aumentado en casi 20%.