Washington. Buenos resultados anota Estados Unidos luego que creciera la confianza de los consumidores a su nivel más alto en seis meses mientras que el déficit comercial del país se redujo mucho más de lo esperado.


La confianza del consumidor alcanzó en diciembre su mejor nivel desde junio y el tercero más alto desde comienzos del 2008, según el sondeo Thomson Reuters y la Universidad de Michigan.

Informes del gobierno mostraron también que las exportaciones estadounidenses subieron en octubre 3,2% mientras que las importaciones bajaron, lo que son buenos indicios para el crecimiento económico del cuarto trimestre.

El reporte sobre el gasto del consumidor fue otra señal de que los estadounidenses podrían estar preparados para gastar más durante esta temporada navideña.

"Esto es un indicio del desarrollo favorable que estamos viendo hasta ahora en lo que respecta a la temporada de compras navideñas", dijo Pierre Ellis, economista de Decision Economics en Nueva York.

"Esto se agrega a un creciente número de datos económicos que se están viendo mejor de lo esperado", agregó.

El índice de confianza del consumidor preliminar para diciembre del sondeo Thomson Reuters y la Universidad de Michigan saltó a 74,2 desde 71,6 en la lectura final de noviembre y estuvo por encima de la mediana de las previsiones de los economistas consultados por Reuters de 72,5.

Animados por recientes señales de mejoría en el mercado laboral, los consumidores mencionaron noticias más favorables sobre cambios en la situación del empleo. Un lento crecimiento del empleo es visto como uno de los grandes impedimentos para la recuperación económica.

Al mismo tiempo, el barómetro que mide las condiciones económicas actuales del sondeo subió a 85,7 frente a 82,1 en noviembre, por arriba de un pronóstico de 83,1. Esta variable alcanzó también su mejor nivel desde enero del 2008, poco antes de que comenzara la crisis económica.