Santiago. Las economías de mercados emergentes, encabezadas por América Latina, crecerían en promedio un 6% anual durante 2010 y 2011, al atraer un mayor flujo de inversiones, declaró el miércoles Tomás Langlois, ejecutivo del banco chileno de inversión Larraín Vial.

América Latina se ubicará entre los líderes de mercados emergentes dentro de los próximos años, ya que los sectores de banca, vivienda y consumo de la región cuentan con bastante espacio para crecer, dijo Langlois en el seminario financiero anual de Larraín Vial.

La región, que incluye Centroamérica y Sudamérica, podría registrar un incremento de los flujos de inversión del 20% en 2011, encabezados especialmente por Brasil, Perú y Chile.

Langlois dijo que América Latina tendrá más crecimiento que las economías desarrolladas y los mercados emergentes de Asia durante 2011.

El crecimiento de la región se deberá en gran medida a un incremento del capital extranjero, saludables niveles de deuda y la expansión de los mercados de capital, añadió el ejecutivo.

Chile sería uno de los líderes de la región dentro de los próximos años gracias al impulso de los sectores bancario y minorista. El 50% del crecimiento que ha registrado Chile durante 2010 se atribuye al consumo privado, pero éste podría ser reemplazado por el sector de inversiones, que contribuiría con más de la mitad del crecimiento del país durante 2011, dijo el ejecutivo.

Otros países que habrá que observar en la región incluyen a Colombia y Perú, dijo Langlois.

El sector de la energía de Colombia seguirá fortaleciendo a la economía, especialmente tras los planes de construcción de seis plantas hidroeléctricas entre 2010 y 2018.

Perú también registrará crecimiento, mayoritariamente impulsado por la inversión privada, la que contribuyó con el 50% del crecimiento del país este año.

Además, el mercado bursátil de Perú constituye una excelente oportunidad para el crecimiento y las inversiones. En los últimos años, el país ha quedado rezagado detrás de otros mercados latinoamericanos, pero en los próximos años podría representar un interesante punto de ingreso hacia sus mercados de capital, indicó Langlois.

Sin embargo, el crecimiento potencial de América Latina depende del incierto futuro de la economía china.

China es uno de los mayores consumidores de las exportaciones latinoamericanas de bienes básicos, especialmente el cobre y los productos forestales.

El país asiático probablemente registre volatilidad durante el transcurso de los próximos 10 años, dijo Andre Esteves, presidente ejecutivo del banco de inversión brasileño BTG Pactual.

Sin embargo, la región registrará positivas condiciones financieras en los próximos años, con economías locales estables y sólidas políticas macroeconómicas, añadió Esteves.