Asunción. El Mercosur ha concluido las conversaciones técnicas sobre una oferta común que será la base de la negociación de un acuerdo comercial con la Unión Europea y espera entregársela a Bruselas en julio tras una "aprobación política", comenta el canciller paraguayo, Eladio Loizaga.

El diálogo entre los técnicos "está concluido, ahora se eleva a los cancilleres y si hay algún ajuste más tendremos que hacerlo", dijo Loizaga luego de un acto en Asunción junto con el vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario de Industria y Emprendimiento, Antonio Tajani.

El ministro dijo que la oferta "está lista", pero todavía es necesaria "la aprobación política de lo que se ha alcanzado", que darán los ministros de Exteriores de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, puesto que Venezuela, el quinto miembro del Mercosur, no participa en el proceso.

"Estimo que tras la primera quincena de julio podamos tener ya adoptada la decisión de hacer la presentación de la oferta", añadió.

El intercambio de ofertas de apertura de mercado entre ambas partes se ha retrasado numerosas veces. Se trata de un paso necesario para la reanudación de unas conversaciones que iniciaron en 2000, pero desde entonces se han prolongado sin éxito e incluso llegaron a paralizarse por completo en 2004.

Fue retomada en 2010, pero el proceso quedó nuevamente interrumpido por la crisis que significó la suspensión de Paraguay en junio de 2012, tras la destitución del entonces presidente Fernando Lugo (2008-2012).

Retomado posteriormente, las conversaciones avanzan con lentitud por las reservas de algunos países miembros, como Argentina.

Tajani no se refirió hoy al tema en su presentación en el acto, que reunió a empresarios paraguayos y a representantes de una veintena de compañías europeas que viajan con él.

En la anterior parada de su gira por América Latina, el viernes en Buenos Aires, el vicepresidente de la Comisión Europea aseveró que "la pelota está en el tejado de Mercosur".

"Estamos a favor del acuerdo, pero ahora la decisión es de Mercosur y responde a un debate interno. Hay que armonizar cuatro enfoques en una posición común", consideró.