CDMX. México informó este lunes que analizará la solicitud de Estados Unidos ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) para realizar consultas por la imposición de aranceles que hizo el país latinoamericano a productos agroindustriales, de acero y aluminio estadounidenses.

En el marco de la OMC, el gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, solicitó hoy a la Unión Europea (UE) y otros países, incluido México, el inicio de consultas por la imposición de diversas tarifas, dijo la Secretaría (ministerio) mexicana de Economía en un comunicado.

"El gobierno de México analizará la solicitud hecha por el gobierno de Estados Unidos, a fin de emitir una respuesta dentro de los siguientes 10 días", explicó la dependencia en un breve texto.

En caso de que resulte procedente, México establecerá conjuntamente con el gobierno de Estados Unidos la fecha para celebrar las consultas, agregó.

El gobierno mexicano reiteró que la compra de acero y aluminio que hace Estados Unidos a México no representa "una amenaza a la seguridad nacional de ese país", como argumenta su vecino.

"Por el contrario, la sólida relación comercial entre México y Estados Unidos ha generado un mercado regional integrado donde los productos de acero y aluminio contribuyen a la competitividad de la región en diversos sectores estratégicos, como el automotriz, aeroespacial, eléctrico y electrónico", agregó.

El gobierno mexicano reiteró su compromiso de defender los intereses de la industria nacional respecto a la medidas unilaterales de Estados Unidos, "que son contrarias a los derechos y obligaciones pactados en el marco del derecho comercial internacional".

El gobierno de Estados Unidos anunció el pasado 31 de mayo un arancel del 25%o a las importaciones de acero y del 10%  a las de aluminio procedentes de Canadá, México y la UE, vigentes desde el pasado 1 de junio.

Los socios comerciales de Estados Unidos anunciaron como represalia medidas arancelarias equivalentes, en varios sectores comerciales.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió este lunes que las crecientes tensiones comerciales entre Estados Unidos y sus socios podrían desestabilizar la recuperación mundial.