Ciudad de México. Las medidas comerciales que México impondrá a Estados Unidos en respuesta a los aranceles al acero y aluminio no afectarán la canasta del consumo básico.

Buscamos analizar que no tenga impactos en la inflación y que no sean balazos propios en el pie”, aseguró la Secretaría de Economía.

Los bienes estadunidenses a los que el gobierno mexicano impondrá tasas fueron analizados para cuidar el impacto en cadenas productivas y no afectar ni la competitividad de la industria ni el consumo o la inflación.

Las medidas para compensar las tarifas arancelarias de EE.UU. serán publicadas formalmente en el Diario Oficial de la Federación la próxima semana y podrán incluir más productos.

Entre las mercancías provenientes de EE.U.U que México tasará se encuentran aceros, tubos diversos, lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos, manzanas, uvas, arándanos, quesos y preparaciones alimenticias.

El presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación, Luis Aguirre, calculó que la afectación por los aranceles entre ambos países podría ser 2% del total del intercambio comercial bilateral.

Se estima que la medida tendrá un impacto de cerca de US$4.000 millones, en función de esta cifra se estableció la lista de bienes para poder compensar la afectación del comercio.

El presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), Luis Aguirre, previó que la afectación por los aranceles de ambos países podría ser de 2% del total del intercambio comercial que tiene México con Estados Unidos.