México. México participará los próximos 18 y 19 de noviembre en la XXIII Reunión de Líderes Económicos del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), a celebrarse en Filipinas, con el ánimo de lograr una "integración económica regional" en la que trabajan las 21 economías del Foro.

De la parte de México se busca "promover la participación de las pequeñas y medianas empresas en la economía regional y global e invertir en el desarrollo del capital humano y la construcción de comunidades sustentables", sostuvo el ministro mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo durante un encuentro con la prensa.

Previo a la asistencia del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, a este encuentro, el funcionario federal dejó en claro que para el gobierno mexicano la reunión de APEC es una plataforma para estrechar relaciones, fundamentalmente comerciales, en esta región.

"Sin duda es un lugar para poder compartir, tanto recibir como demostrar, las mejores prácticas en materia económica y comercial", aseveró.

El responsable de la economía mexicana recordó que los 21 miembros de las economías de la APEC representan casi 60% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y 49% del comercio internacional.

De ahí, dijo, que México realiza 85% de su comercio y es el flujo el origen de 56% de la Inversión Extranjera Directa (IED) reflejada en el país.

En la Reunión de la APEC, Peña Nieto compartirá su visión sobre el camino a seguir en los próximos 20 años para avanzar hacia un crecimiento incluyente por medio de economías integradas y de comunidades sostenibles y resistentes en la región, detallaron fuentes oficiales consultadas por Xinhua.

Además, precisaron, atenderá el Diálogo de Líderes con los integrantes del Consejo Asesor de Negocios de APEC (ABAC, por sus siglas en inglés), en el que se presentará el Informe Anual de ABAC, que incluye las recomendaciones del sector privado para avanzar en la consecución de los objetivos de la APEC.

Para este foro, los líderes de las 21 economías que la integran, considerarán temas prioritarios para la región como las respuestas de la APEC ante los retos macroeconómicos, la conectividad y el comercio regional, el desarrollo de recursos humanos y el impacto ambiental.

Para el embajador emérito de México, Jorge Eduardo Navarrete, la APEC es un mecanismo de cooperación en el área de la Cuenca del Pacífico y "tiene la virtud de ser la primera" y de tener una experiencia "importante".

En entrevista a Xinhua, este mecanismo, a diferencia de otros, ha tenido la ventaja "de la inclusión".

"En general incluye a todos los miembros que debieran estar ahí a diferencia de intentos más recientes que son más notorios por lo que excluyen que por lo que incluyen", reconoció el investigador en el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México, y coordinador del programa Prospectiva Global.

Sin embargo, reconoció que la atención actual de la opinión pública o los medios de información ha dejado de estar en la APEC desde hace tiempo, para trasladarse al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), a la iniciativa del nuevo banco asiático de desarrollo, lanzado por iniciativa de China, o los esquemas alternativos del Area de Libre Comercio ASEAN.

"Yo creo que APEC, que está desde hace largos años discutiendo un tratado o acuerdo de libre comercio que no termina de concretarse, pertenece ya más al anecdotario histórico que a la geopolítica contemporánea", afirmó tras reconocer que "lo triste del TPP tiene la característica principal de excluir a China y de ser concebido como una herramienta para tender un cerco a la expansión de China".

En opinión de quien también fuera viceministro de Asuntos Económicos en la cancillería mexicana, el banco de financiamiento de promoción de inversiones en infraestructura que "puede llegar a convertirse en un organismo internacional de gran importancia y que tiene ya una participación europea muy significativa y que ojalá tuviera también una participación latinoamericana importante".

La intención de México en este encuentro es además atraer más inversiones en sectores estratégicos del país, pero que para Navarrete, quien además ha sido embajador en Venezuela, Austria, Yugoslavia, Reino Unido, China, Chile, Brasil, Alemania y representante permanente ante las Naciones Unidas, "será difícil" lograr.