Los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá, contribuirán con US$13 millones para un fondo de integración de infraestructura regional que será administrado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para proyectos transfronterizos diseñados para reducir los costos de transporte y logística para el comercio en Centroamérica y el Caribe.

El anuncio de este nuevo fondo, que se espera que alcance los US$20 millones con aportaciones de otros países donantes, tuvo lugar en el marco de la Reunión Anual de Gobernadores del BID, que este año se celebra en Calgary, y que en 2010 se realizó en Cancún, México.

“La inversión en infraestructura es de suma importancia para la integración de Centroamérica y el Caribe” estableció el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Ernesto Cordero Arroyo, al anunciar la aportación de México por US$3 millones a este mecanismo.

El Secretario Cordero, quien se encuentra en Calgary para concluir su periodo al frente de la Asamblea de Gobernadores del BID, destacó que “una mayor integración regional en América Latina y el Caribe fortalecerá el crecimiento potencial de la economía global”.

Por su parte el ministro de Finanzas de Canadá, Jim Flaherty, cuyo país aportó US$5 millones al fondo, enfatizó que el compromiso con la expansión económica continental y la construcción de economías sustentables y resistentes a través de un incremento del comercio y la inversión, nos hará a todos más fuertes.

El Presidente de Estados Unidos de América, Barack Obama quien llamó a este nuevo fondo el “Fondo del Cruce de Caminos”, reconoció la ubicación estratégica de Centroamérica y el Caribe como punto de encuentro del continente, y anunció que su gobierno contribuirá con US$5 millones para este fondo, lo anterior durante su reciente visita a El Salvador.


Este fondo permitirá al BID apalancar sus préstamos tradicionales con un nuevo mecanismo de financiamiento para reforzar proyectos de infraestructura transfronteriza de alto impacto, y los esfuerzos para armonizar los marcos regulatorios regionales. Con este nuevo fondo, la institución estará también en condiciones de proveer a los países de Centroamérica y el Caribe de un incentivo para invertir en proyectos transfronterizos con una disminución general en su costo; y trabajará con los gobiernos de la región para identificar los proyectos prioritarios.

Cabe recordar que el año pasado en la reunión de Cancún que presidió el Secretario Ernesto Cordero, los 48 países miembros del BID aprobaron un incremento de su capital, que aunado a este nuevo fondo, fortalecerá las donaciones y préstamos del BID para proyectos de integración regional.