Rabat. Una delegación mexicana se encuentra en Rabat explorando las oportunidades que presenta el país norteafricano desde el punto de vista comercial y turístico, dentro de una estrategia de diversificación geográfica emprendida por México.

Los representantes de las dos delegaciones en Francia de ProMéxico (que promueve el comercio y las inversiones exteriores) y de la Secretaría de Turismo, Guillermo Garza y Dominique Berthelot, respectivamente, han viajado a Rabat para mantener reuniones con responsables marroquíes de sus respectivos ámbitos.

Garza se ha reunido con responsables de los ministerios de Comercio Exterior, de Exteriores y de Vivienda, además de responsables de cámaras de comercio y de empresarios de distintos ramos.

A sus interlocutores les ha explicado que ProMex ve a Marruecos como un país donde se abren "oportunidades de negocio", no tanto como destino de venta, sino como lugar atractivo para los inversores mexicanos aprovechando las ventajas geográficas de Marruecos (cercanía a Europa, puente para África) y su buena conectividad exterior.

En este sentido, Garza cree que inversores mexicanos del sector agroalimentario (fresco o semi procesado) podrían instalarse aquí y aportar su experiencia, creando "joint-ventures" con socios locales en el país magrebí, lo que permitiría a México recuperar un terreno perdido en los últimos años en el continente europeo.

Del mismo modo, el sector de automoción y aeronáutico, que Marruecos está desarrollando, presenta interés para una eventual instalación de empresas mexicanas que puedan producir sus productos en el país magrebí, y de hecho una misión comercial de empresarios mexicanos de este ramo visitará Marruecos en octubre.

El enviado mexicano recordó que las inversiones mexicanas en el exterior sumaron US$23.000 millones, pero "para ser globales aún nos falta África", insistió.

Por último, Garza ha venido también para dar un último impulso a la futura oficina comercial que México piensa abrir en Casablanca (capital económica de Marruecos), y que estará compartida con tres países del Arco del Pacífico (Perú, Colombia y Chile).

Por el momento, México es el que lleva más avanzadas las gestiones, y en este sentido es muy probable que la oficina se inaugure el próximo otoño por parte mexicana, mientras que los otros socios resuelven sus cuestiones de procedimiento y puedan irse sumando posteriormente.

En cuanto a la promoción turística, Berthelot llegó con ánimo de impulsar el turismo marroquí hacia México, que en 2013 sólo sumó 1.506 viajeros, por lo que entiende que hay potencial para desarrollarlo mucho más incidiendo en las "afinidades" culturales que existen entre los dos países pese a su lejanía.

En su agenda, Berthelot tiene previsto reunirse con responsables de la Royal Air Maroc para estudiar alguna suerte de alianza con AeroMéxico que faciliten el viaje entre los dos países, ya sea pasando por Europa o por Estados Unidos.

La responsable turística quiere proponer además un viaje a México a algunos de los turoperadores punteros en Marruecos porque, según sus palabras, "de la vista nace el amor", y no dudó que será tras ese viaje cuando se animen a promocionar el "destino México" con mejores argumentos.