México. Las secretarías de Economía y Agricultura de México liberaron hoy un proyecto de acuerdo en el que se establecen medidas para mitigar el riesgo por importación de papas (patatas) al país.

Los titulares de la Secretaría de Economía y de Agricultura, Bruno Ferrari y Francisco Mayorga Castañeda, respectivamente, refrendaron el compromiso de proteger el estatus sanitario del país, por lo cual coincidieron en que la sanidad de los productos agrícolas o de origen animal no está sujeta a ningún tipo de negociación.

En una conferencia conjunta, las secretarías de Economía (SE) y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) informaron que ese documento estará sujeto a consulta pública durante 60 días naturales.

El procedimiento será notificado a los integrantes del Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Con este proyecto, remitido por la Sagarpa a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemar), el gobierno mexicano "da cumplimiento a las obligaciones en materia de transparencia y representatividad que consideran los acuerdos internacionales" suscritos por México.

Gracias al acuerdo, ahora se "procederá a atender a todos los interesados, tanto nacionales como extranjeros", señaló el comunicado.

Por su parte, Ferrari destacó que es falso que se haya formalizado un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos que implique un daño a los productores mexicanos de papa, a la industria o al sector agropecuario nacional, y mucho menos que comprometa la salud fitosanitaria del país.

En tanto, Mayorga Castañeda destacó que es facultad de la dependencia a su cargo prevenir la introducción al país de plagas que afecten a los vegetales, sus productos o subproductos.

También es trabajo de su dependencia el ejercer el control fitosanitario en la movilización nacional, importación y exportación de vegetales que pudieran disminuir la competitividad de la horticultura mexicana.

El titular de la Sagarpa mencionó que tras la solicitud del gobierno de Estados Unidos para la importación de papas frescas producidas en el vecino país del norte, la Sagarpa inició un proceso regulatorio a través del cual se podrá decidir sobre las condiciones bajo las cuales la importación sería segura para la agricultura mexicana.