México DF. México solicitó un panel de solución de controversias en la OMC por considerar que una serie de restricciones al comercio externo que aplica Argentina perjudica a sus exportaciones, informó este lunes el secretario de Economía, Bruno Ferrari.

El pedido se concretó después que fracasaran consultas bilaterales para alcanzar un acuerdo, añadió.

A fines de agosto, México inició una disputa ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) al solicitar formalmente consultas con Argentina, siguiendo denuncias similares contra el país sudamericano formuladas por la Unión Europea, Estados Unidos y Japón.

Esa instancia es un paso previo para la formación de un panel de solución de controversias, según las reglas de la OMC.

"Ya concluyó el periodo de consultas sin que se llegara a una solución, por lo que nosotros solicitamos que inmediatamente se establezca el panel junto con Japón, la Unión Europea, que nos acompaña, y Estados Unidos", dijo Ferrari en conferencia de prensa.

El funcionario no precisó cuándo se hizo la petición ante la OMC pero dijo que se darían más detalles en los próximos días.

Las quejas de los tres países y el bloque europeo se centran en las normas argentinas de licencias de importación, que sus críticos dicen equivalen a una restricción general de las importaciones y son una de las varias políticas proteccionistas adoptadas por el Gobierno de la presidenta Cristina Fernández.

La disputa entre México y Argentina en la OMC se enmarca en un deterioro de las relaciones comerciales entre ambos países en los últimos meses. A fines de junio, Argentina abandonó un pacto comercial bilateral de automotores tras la negativa de México de renegociar las condiciones como lo había hecho con Brasil.

En respuesta, México retiró las preferencias arancelarias para autos importados desde Argentina a inicios de julio.

Según cifras de la Secretaría de Economía, el 20% de las importaciones que recibe México de Argentina son vehículos para transporte de mercancías, seguidas de las de aluminio sin aliar, con el 5%.

En tanto, el 42% de las exportaciones de México a Argentina son vehículos de turismo, seguidos de teléfonos celulares, con un 8 por ciento.

La inclusión de México en el caso de la OMC, que tiene un número inusualmente elevado de denunciantes, puede socavar parte de los argumentos de Argentina que responsabiliza a los países ricos de frenar a los países en vías de desarrollo.

Argentina ha defendiendo sus políticas de administración del comercio de las críticas generalizadas en la OMC y afirma que no puede ser acusada de restringir sus importaciones, ya que durante el 2011 registraron un aumento del 31 por ciento.