Honolulu. México sigue de cerca las negociaciones para crear una zona comercial Trans-Pacífico, a medida que busca orientar su comercio hacia las economías de mayor crecimiento como las asiáticas, dijo este viernes el ministro de Economía mexicano.

Estados Unidos y otros ocho países se encuentran negociando la alianza Trans-Pacífico (TPP), una iniciativa que busca eliminar todas las tarifas en la zona.

Si nuevos países se sumaran a las conversaciones impulsadas por Washington, eso subrayaría la importancia de un pacto regional para impulsar el libre comercio cuando todas las conversaciones globales han fracasado.

"Todo lo que pueda pasar con el TPP es algo que merece la pena y que merece nuestra atención muy cercana", dijo a Reuters Bruno Ferrari, secretario de Economía de México. "No nos podemos mantener lejos de lo que está pasando", agregó.

Con este pacto, los nueve países buscan un acuerdo profundo que cubra también derechos de propiedad intelectual, derechos laborales y políticas de competencia,

En la mesa del TPP participan, además de Estados Unidos, Australia, Brunéi, Chile, Perú, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam, y este sábado se reunirían para discutir como avanzar en las negociaciones.

Pero en el marco de la reunión del Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico (APEC) en Hawái, Washington intenta sumar más miembros, en una jugada también vista como una forma de presionar a China a abrir un poco más su economía.

Durante el encuentro, Japón anunció el viernes más temprano que estaba interesado en sumarse a las negociaciones.

Y el legislador republicano estadounidense Kevin Brady aseguró después de reunirse con funcionarios de Barack Obama que Canadá, México y al menos otros dos países también estaban interesados.

Ferrari no confirmó si México se sumaría a las charlas, pero elogió la iniciativa.

"Creo que ahorita (el TPP) es una de las medidas más importantes que hay en el mundo que realmente habla de una regionalización con los países de mayor crecimiento en la economía mundial", sostuvo el secretario de Economía.

Estados Unidos es el principal socio comercial de México, que destina un 80 por ciento de sus exportaciones al vecino del norte, un comercio que aumentó desde que ambos países, junto a Canadá, firmaron el Tratado de Libre Comercio para América del Norte en 1994.

Sin embargo, la proporción de exportaciones hacia Estados Unidos con respecto al total de las ventas al exterior de México ha venido disminuyendo en los últimos años, mientras la demanda de Estados Unidos sufría por la crisis económica.

"El crecimiento que hay ahorita en nuestros principales socios comerciales es menor al de México y lo que nosotros estamos buscando es tener un crecimiento todavía superior", dijo Ferrari.

"Por eso tenemos que estar cerca de economías que estén creciendo con un mayor dinamismo, que es Latinoamérica y Asia", sostuvo.