Ciudad de México. El equipo mexicano que participa en la renegociación del TLCAN tiene lista una serie de contrapropuestas a las medidas proteccionistas que su similar estadunidense puso sobre la mesa durante la tercera ronda de negociaciones.

Eugenio Salinas, quien funge como líder de los empresarios que forman parte del llamado Cuarto de Junto (que es el órgano de consulta que brinda posicionamientos técnicos e información al equipo negociador oficial) indicó que el país apostará a que la modernización del acuerdo se traduzca en mayor inversión y comercio interregional.

Al respecto, Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), mismo que participa activamente en el Cuarto de Junto, confirmó que ningún sector económico será “moneda de cambio” para mantener el acuerdo comercial que cuadruplicó el comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.

"Para lograrlo, durante la cuarta ronda, se harán contrapropuestas a las medidas que el equipo estadunidense puso sobre la mesa”, explicó.

Por ejemplo, en lo que se refiere al proceso expedito de investigaciones antidumping y subsidios en productos perecederos que México exporta a Estados Unidos, se expondrá que éste 'no procede de acuerdo a las reglas de la Organización Mundial del Comercio', afirmó el empresario mexicano.

Los alcances. Puntualizó que el pacto internacional de comercio, del que forman parte tanto México como Estados Unidos y Canadá, “no permite la determinación ni exclusión de productos, mucho menos la determinación de lo que se conoce como industria nacional para efectos de evaluar los márgenes de subsidios o dumping, ni tampoco el establecimiento de una cuota antidumping”.

En entrevista durante la reciente Reunión Anual de Industriales 2017 refirió que en el tema de compras gubernamentales, México busca que las empresas puedan vender a todo el sistema público de Estados Unidos y Canadá, pero las propuestas de valor que se han puesto sobre la mesa, aseguró “no tendrán cabida”.

Destacó que “esto debe determinarse por sectores, no por cantidades, de lo contrario sería dispar por el tamaño de cada una de las economías”.

Respecto a la propuesta de eliminar los mecanismos para la solución de controversias dijo que Estados Unidos no tiene claro “el beneficio que otorga tener órganos arbitrales que son tripartitas y que desencadenan decisiones imparciales”.

Destacó que México está de acuerdo en que existen posibilidades de hacer más eficientes y expeditos los procedimientos, sin embargo, confirmó que se opondrá a la eliminación de los mismos porque otorgan certidumbre a las inversiones en la región, un elemento que, en su opinión, ha determinado la llegada de inversiones procedentes de todo el mundo a México, Estados Unidos y Canadá.

Al respecto, Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), mismo que participa activamente en el Cuarto de Junto, confirmó que ningún sector económico será “moneda de cambio” para mantener el acuerdo comercial que cuadruplicó el comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.

"El equipo mexicano tiene muy claro en lo que no debe ceder... La posición es clara: no vamos a permitir ningún aspecto que vulnere la competitividad o el desarrollo económico del país, por lo que seguramente las siguientes rondas serán muy duras”.