Excelsior.com.mx. El comercio entre México y Japón creció 64% desde 2005, año en que entró en vigor el tratado comercial entre las dos naciones, alcanzando los US$20.000 millones anuales de intercambio en mercancías, así lo dijo el presidente Enrique Peña Nieto durante la conferencia que ofreció con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en Palacio Nacional.

“Sin importar la distancia que hay entre los dos países, el océano Pacífico nos une con Japón, hoy nuestra relación es más cercana, más productiva y de más confianza”, dijo.

Actualmente hay 800 empresas japonesas en México, que desde 1999 a la fecha han invertido cerca de US$8.000 millones.

"Y de estas empresas casi una quinta parte, 20%, se ha instalado en los últimos dos años o en lo que va de esta administración”, dijo el mandatario mexicano.

Empresas japonesas en México. Por la noche, los dos mandatarios asistieron a la clausura de la trigésima primera reunión plenaria del Comité Empresarial México-Japón, donde el presidente Peña Nieto habló de las empresas japonesas que destacan por su inversión en México.

Nissan ha anunciado una inversión de más de US$2.000 millones; Honda, de US$800 millones, y US$470 millones en el año 2013; Mazda, US$770 millones; y Jatco, en Aguascalientes, también US$220 millones”, comentó.

Esos montos de inversión también generan empleos, dijo, y expuso que la suma de los proyectos en México de las cuatro empresas da un total de US$4.300 millones, lo que generará 13.000 empleos directos.

"En 2014, Nissan planea producir más de un millón de vehículos en México, cifra comparable a su producción en Japón en el año 2012. Estos proyectos e inversiones reflejan la visión de los empresarios japoneses”, expuso el mandatario mexicano.

Otro signo positivo de la relación bilateral, dijo durante el mensaje a medios en Palacio Nacional, es que recientemente México colocó US$590 millones de bonos samurai en el mercado japonés.

El turismo japonés hacia México es el más numeroso entre los países asiáticos, con 100.000 visitantes al año, expuso el mandatario.

El presidente Peña Nieto aprovechó el momento para recordar que el INEGI acaba de dar a conocer que las exportaciones mexicanas en junio, fueron 7,7% mayores a las del mismo mes en 2013.

La confianza entre las dos naciones ha permitido una llegada importante de inversionistas japoneses a México, dijo Shinzo Abe.

Acuerdos en comercio, energía y agricultura. Y parte de esa confianza se vio reflejada en los ocho acuerdos comerciales que firmaron este viernes las dos naciones, entre ellos la firma del acuerdo de cooperación entre la Secretaría de Economía, representada por su titular, Ildefonso Guajardo, quien signó el acuerdo, y la Organización de Comercio Exterior de Japón, representada por su presidente Hiroyuki Ishige.

Así como un memorando de entendimiento entre Pemex Exploración y Producción y Japan Oil gas, el cual fue firmado por el titular de Pemex, Emilio Lozoya Austin, y el de Japan Oil Gas, Hirobumi Kawano.

Y el memorando de cooperación en investigación agropecuaria entre el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias de México y el Centro Internacional de Investigación para las Ciencias Agrícolas del Japón.

En tanto, el primer ministro Abe expuso que México y Japón trabajarán juntos para la “pronta conclusión de negociación del TPP (Tratado de Asociación Transpacífico, por sus siglas en inglés) y la cooperación con la Alianza del Pacífico”.

Y habló de que durante la reunión privada en Palacio Nacional acordaron colaborar y promover la inversión en materia de petróleo y de gas de esquisto, así como llevar a cabo “medidas contra el calentamiento global, desarrollo de infraestructura y el campo de medicina y salud en general”.

En el campo académico, México y Japón colaborarán en el ámbito aeroespacial y también en el agrícola.

En cuanto a la Alianza del Pacífico, integrada por México, Colombia, Chile y Perú, los mandatarios acordaron “avanzar la cooperación de manera concreta”, en estos momentos en los que México es el presidente de dicha alianza.

Shinzo Abe expresó que también abordaron retos globales como las reformas de la ONU, desarme, no proliferación y prevención de desastres.

Shinzo Abe asegura que son la puerta de México para Asia. Las empresas mexicanas deben “reconocer el atractivo de Japón como puerta de entrada a Asia y destino de su inversión”, dijo el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, al participar en la clausura de la trigésima primera reunión plenaria del Comité Empresarial México-Japón, en el Club de Industriales.

Expuso que la economía de su nación “está recuperando la capacidad de crecimiento, de modo que se está desarrollando, sin duda, el ambiente que genera el círculo virtuoso”, indicó.

En cuanto a la presencia de las empresas japonesas en México, expuso que no sólo están activas en las instalaciones manufactureras o las líneas de producción, sino que están presentes en la competencia interna, como es el caso de la empresa de automóviles Nissan.

"Así como en los proyectos conjuntos del sector industrial, público y académico, su esencia es construir relaciones de ganar y ganar”, y recordó que Nissan ya produce en México el mismo volumen de autos que construye en Japón.

"Estoy diciendo al señor Presidente (Peña Nieto) que invierta más en Japón”, dijo, y volteó a ver al mandatario mexicano, lo que provocó las risas de los asistentes y de los miembros del podium, donde estaban Enrique Zambrano Benítez, presidente del Comité Bilateral México-Japón del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, A.C., y Sadayuki Sakakibara, presidente de la Federación Empresarial de Japón.

Shinzo Abe recordó que Nissan desarrolló una base de datos de empresas que abastecen autopartes en México, con lo que se logró que 50 pymes japonesas se instalaran en nuestro país.

"Es de esperar que tales estratos de beneficio mutuo sigan acumulándose a medida que se profundiza el lazo de comercio-inversiones”, comentó.

En tanto, el presidente Enrique Peña Nieto habló de que la relación bilateral puede aprovechar dos condiciones excepcionales: por un lado que Japón es una de las economías más grandes e innovadoras del mundo, y México “una nación con capital humano joven y cada vez mejor preparado”.

Ambas comparten un objetivo estratégico, a saber, “lograr un crecimiento elevado y sostenido de nuestra economía, a partir de cambios estructurales”.