Londres. Con banderas y pancartas a favor de la Unión Europea (EU), miles de personas se manifestaron este sábado en Londres a favor de una votación sobre el acuerdo final del "brexit", cuando se cumplen dos años del referéndum británico sobre la salida del Reino Unido de la UE.

El evento fue organizado por el grupo People's Vote (El voto del pueblo). "Queremos tener la palabra sobre el brexit", "Aún no nos hemos marchado", "Detener el brexit" o "Tengo 16 años. El brexit me robó el futuro" son algunos de los carteles que mostraron los participantes en su marcha hacia el palacio de Westminster.

El objetivo de esta cita ha sido pedir al Gobierno que conceda a los británicos la oportunidad de votar en una consulta acerca de si aceptan o no el acuerdo sobre el "brexit" que alcance la primera ministra conservadora, Theresa May, con la UE.

El Reino Unido se retirará de la UE el 29 de marzo de 2019, tras lo cual empezará un periodo de transición que culminará a finales de diciembre de 2020, pero hasta el momento Londres y Bruselas no se han puesto de acuerdo sobre los términos finales del "divorcio".

Con la retirada de la UE, el Reino Unido pondrá fin a más de cuarenta años de participación en el bloque europeo, al que se unió en 1973 en lo que era entonces la Comunidad Económica Europea (CEE).

El Gobierno de May está sumido en una profunda crisis interna entre los llamados ministros "brexiteers" (a favor del "brexit") y los "remainers" (proeuropeos) sobre el tipo de vínculo comercial que se quiere tener con la UE.

Los primeros son partidarios de una ruptura "dura", sin acceso al mercado único y a la unión aduanera, y los segundos prefieren una salida "suave", estar más cerca de la UE en materia comercial.

En medio de esta profunda grieta y la debilidad de su Gobierno, May busca la manera de contentar a ambos bandos, al tiempo que negocia un acuerdo favorable para su país y aceptable para Bruselas.

El ministro de Exteriores, Boris Johnson, defensor de un "brexit duro", atacó incluso a la primera ministra, Theresa May. Desde las páginas del diario The Sun, Johnson comparó al "brexit" con un rollo de papel higiénico por ser, según él, "débil, transigente y aparentemente infinito". 

Por su parte, el negociador británico del "brexit", David Davis, dijo al tabloide "Daily Express" que el Reino Unido está dispuesto a marcharse del club europeo sin acuerdo. "No queremos hacer eso, nunca lo quisimos. La mejor opción es salir con un buen acuerdo, pero tenemos que poder marcharnos de la mesa (de negociación sin nada)", insistió Davis, quien también respaldó el "brexit" en el plebiscito del 23 de junio de 2016.

El 23 de junio de 2016, los británicos aprobaron el "brexit" por una apretada mayoría del 52%, frente al 48% que votó en contra.

Londres y Bruselas aún no se han puesto de acuerdo sobre el vínculo comercial entre ambas partes ni cómo se resolverá el espinoso asunto de la frontera entre las dos Irlandas, pues el objetivo es que siga siendo invisible para no perjudicar el proceso de paz en Irlanda del Norte.