Sao Paulo. El Mercosur y la Alianza del Pacífico no son bloques contradictorios, afirmó en Sao Paulo el ministro de Economía de Chile, Luis Felipe Céspedes, en el marco de su gira de promoción comercial que realiza por Brasil.

"Los dos bloques no son contradictorios, son consistentes y por eso estamos promoviendo el trabajo conjunto de estas dos instancias para la integración económica", declaró a Efe Céspedes, en el marco de su participación en el seminario "Brasil-Chile, ampliando negocios e inversiones" realizado en Sao Paulo.

Por iniciativa de la presidenta chilena, Michelle Bachelet, el Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela) y la Alianza del Pacífico (México, Colombia, Perú y Chile) tendrán un encuentro de cancilleres el 24 de noviembre en Santiago.

El seminario en Sao Paulo, organizado por las agencias oficiales ProChile (exportaciones) y CieChile (inversiones) y las asociaciones empresariales Sofofa, chilena, y la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP), brasileña, abordó posibilidades de negocios bilaterales.

En ese sentido, el ministro Céspedes subrayó que Bachelet propuso una "agenda transformadora de largo plazo" en los planes energéticos, tributarios y educativos y evaluó que la promoción de productos chilenos para el mundo busca disminuir la "mala distribución del ingreso".

Según Céspedes, la oportunidad para Brasil, su cuarto socio comercial detrás de China, Estados Unidos y Japón, es tener en Chile una posibilidad exportadora hacia la región Asia-Pacífico.

De acuerdo con los datos de ProChile, la agencia de promoción exportadora, el flujo comercial bilateral en 2013 fue de US$9.288 millones, con US$4.853 millones de exportaciones brasileñas.

Las ventas chilenas a Brasil aumentaron el 11% en los primeros nueve meses de 2014, en las cuales por primera vez el 56% de lo exportado al gigante suramericano corresponde a productos diferentes al cobre.

"Brasil es un socio tremendamente relevante. Chile tiene una logística privilegiada, tiene acuerdos de libre comercio con el 85% de lo que se produce en el mundo y es una plataforma interesante con eficiencia para llegar a los mercados internacionales", comentó Céspedes.

Según el ministro, el desarrollo de la innovación y la tecnología deberá darle a Chile un salto productivo, sobre todo en el sector que más maneja históricamente, la producción de cobre.

"Queremos inversiones para desarrollar la robótica y la tecnología al servicio de la minería, no apenas del cobre", dijo Céspedes y puso como ejemplo de este avance a Australia.

En el seminario, el empresario Jorge Errazúriz defendió a la Alianza del Pacífico "por ser un ente específicamente económico y no político, nacido de las necesidades del sector privado" en tener un comercio libre sin aranceles.

"El objetivo final es hacer un área de libre comercio en toda América Latina, de México a Chile", resaltó el empresario, que apuntó que dos miembros del Mercosur, Paraguay y Uruguay, son observadores de la Alianza del Pacífico.

Errazúriz, quien es miembro del Consejo Empresarial de la Alianza del Pacífico, insistió en que "Brasil puede entrar vía Chile" a ese bloque y vender hacia México sin pagar aranceles.