Madrid. Andina. El ministro de Economía y Competitividad de España, Luis de Guindos, declaró hoy que el 2012 será un año difícil para la economía española pese a las medidas adoptadas para salir de la crisis que atraviesa el país.

"Este año será difícil. El gobierno es consciente de ello y no quiere generar falsas expectativas. Será duro con menos crecimiento y, lamentablemente, con mayor desempleo", señaló al diario alemán Frankfurter Allgemeine.

También comentó que la economía española menguará un 1,5% este año pero que en 2013, según espera, la "tendencia se invertirá ligeramente al alza y acabará el proceso de destrucción de puestos de trabajo".

La tasa de desempleo en España alcanza casi un 23% siendo la más alta en Europa y ha desatado ola de protestas en diversas ciudades de ese país.

Casi la mitad de la población laboral del país está inactiva y, según previsiones del Gobierno, el desempleo superará un 24% el presente año.