Beijing. La quinta ronda del diálogo entre los ministros de Hacienda de China y Japón se reinició hoy sábado tras casi dos años de demora debido al mal estado de las relaciones bilaterales.

El ministro de Hacienda chino, Lou Jiwei, conversó con su homólogo japonés, Taro Aso, quien es también viceprimer ministro, sobre la cooperación en asuntos económicos, financieros e internacionales.

La cuarta ronda del diálogo se celebró en Tokio en abril de 2012. Sin embargo, las disputas y fricciones entre las dos naciones pospusieron la quinta ronda, planeada inicialmente para llevarse a cabo en 2013 en China.

Los ministros coincidieron en que el diálogo es de gran importancia para ambas, pues contribuye a profundizar el intercambio sobre la situación macroeconómica y las medidas políticas de las dos naciones, a fortalecer la cooperación financiera y, por tanto, a ayudar a impulsar aún más la relación estratégica y de beneficio mutuo entre China y Japón en los campos económico y financiero, de acuerdo con un comunicado publicado tras la reunión.

Ambas partes dijeron que están comprometidas a profundizar la comunicación y la coordinación de las políticas macroeconómicas, a fortalecer el contacto y la cooperación a la hora de tratar con riesgos externos e incertidumbres, y a mantener consultas en materia de los asuntos económicos y financieros internacionales importantes.

Los dos ministros hicieron hincapié en la necesidad de profundizar aún más en la cooperación pragmática bilateral en las finanzas, reforzar la comunicación política en asuntos presupuestarios, fiscales, de reforma de la seguridad social y de gestión de la deuda pública y apoyar la colaboración en los campos económico, comercial y de inversión.

"Como vecinos, la paz y la amistad son las aspiraciones mutuas de los pueblos de ambos países. Una relación de amistad entre China y Japón será conducente al desarrollo económico en Asia", dijo Lou en la ceremonia de inauguración del diálogo.

El diálogo se da en momentos en que la relación ha dado muestras de mejoría desde noviembre del año pasado cuando el presidente de China, Xi Jinping, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, sostuvieron su primera reunión --desde que ambos asumieron el cargo-- durante la reunión de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) en Beijing, en una muestra de enmienda de lazos entre la segunda y tercera economías principales del mundo.

Antes de la reunión Xi-Abe, las dos partes alcanzaron un acuerdo de principios de cuatro puntos para mejorar los lazos bilaterales en el que ambas partes acordaron reanudar el diálogo político, diplomático y de seguridad mientras reconocen sus posiciones distintas respecto a las islas Diaoyu.

Justo el mes pasado, una delegación de visita de 3.000 japoneses llegó a Beijing, un evento que de acuerdo con los observadores, mejoraría el entendimiento y la confianza mutuas.

Lou dijo que ambas partes deben seguir construyendo la confianza mutua y hacer más progresos en cooperación fiscal y financiera con "mayor sinceridad, previsión y espíritu pionero" pues seguirá "inyectando energía positiva" a las relaciones China-Japón.

Durante el diálogo de hoy, China y Japón acordaron también fortalecer la cooperación en el G20 para implementar de manera activa los consensos de las cumbres previas e impulsar nuevos logros en la Cumbre de Antalya en 2015.

Ambas partes prometieron también avanzar en la cooperación financiera en Asia Oriental y discutieron la dirección del desarrollo futuro de la cooperación financiera Asean+3. La Asean+3 es un mecanismo de cooperación económica entre el bloque de la Asean, China, Japón y la República de Corea.

Las dos naciones fomentarán el desarrollo de infraestructuras en Asia a través de la coordinación entre instituciones financieras de desarrollo con base en los intereses comunes.

El Banco Asiático de Inversión en Infraestructura está tomando forma rápidamente y tiene programado iniciar operaciones este año. Aso dijo que el Banco Asiático de Desarrollo, una institución dirigida por Japón, planea también invertir 110.000 millones de dólares durante los próximos cinco años para ayudar a la construcción de infraestructura en Asia.      

Lou y Aso acordaron celebrar la sexta ronda del diálogo financiero China-Japón en Tokio el año que viene.