El presidente llamó a que las empresas uruguayas apuesten a Brasil, y pidió acercarse “más a la letra del sueño fundador” del Mercosur

“Les queremos transmitir a los empresarios uruguayos, chicos, grandes y medianos, que hagan todo lo posible. Que se muevan. Que hay viento a favor. Porque se entienden estas cosas. Y hay acuerdo”. Eso afirmó este jueves José Mujica, al retornar de Brasil en un avión de la Fuerza Aérea de aquél país, tras reunirse con su par, Dilma Rousseff.

“Fuimos a Brasil a asegurar tener un mercado potente en función de los planes que tiene Brasil en explotación petrolera”, aseguró.

El mandatario sostuvo que lo que se le pide a Brasil es “participar” en la demanda de materiales que necesita. De esa manera, podrán venir “inversiones importantes y (que) traigan tecnología a través de un mercado seguro.

“Por las dimensiones del mercado uruguayo es que tenemos que dar estos pasos por una razón de calidad. Hay ciertas cuestiones de valor calificado que son solo posibles a partir de una escala importante como mercado. Y es lo que tratamos de asegurar con los 200 millones de brasileños", afirmó.

Mujica destacó que Uruguay trata de asegurar que la actitud política de Brasil sea “de puertas abiertas” a la hora de aceptar el comercio uruguayo.

Un vínculo fuerte en el sector naval. Un vínculo importante con Brasil, para avanzar en la complementariedad y mostrar al mundo un ejemplo exitoso, será en el rubro naval. El país norteño tiene una gran demanda en dicha materia, y Uruguay sería un proveedor importante de partes para la construcción de barcos.

Uruguay, Brasil y el Mercosur. En cuanto al Mercosur, Mujica dijo: “El Tratado de Asunción, un noble sueño de nuestros antepasados, que ya lleva 20 años, quedó como congelado”.

El presidente aseguró que trabajan para lograr que la circulación de mercadería y gente pueda ser algo cotidiano. “Como estaba propuesto en la fundación del Mercosur”, aseguró.

Por ello, Mujica afirmó que deberán revisarse, por ejemplo, las políticas sanitarias. “Las vacas del Uruguay tienen trazabilidad; las del Brasil no. Hay que estudiar renglón por renglón esto, pero nos vamos a abocar a ese trabajo para hacerle propuestas precisamente en ese sentido. Ante la crisis del Mercosur, nosotros procuramos dar un paso hacia adelante. Acercarnos más a la letra del sueño fundador”, sentenció.