El presidente de Uruguay, José Mujica, dijo este viernes que el Mercosur, pese a sus dificultades, puede ser una semilla de globalización del continente si Brasil colabora y no juega un rol imperialista.

Mujica aseguró a Xinhua que la reciente incorporación de Venezuela equilibra la interna del bloque, lo fortalece como potencia energética y al mismo tiempo ampara la democracia venezolana.

En respuesta a quienes le reclaman mayor firmeza en la relación con Argentina, el mandatario recordó que los países no se mudan y que históricamente "perdemos" en cada pelea con Buenos Aires.

Consultado sobre el Mercado Común del Sur (Mercosur), cuya presidencia rotativa ejerce este semestre, Mujica admitió que "tiene sus dificultades pero menos mal que está". "A pesar de todos los pesares", reflexionó.

Recordó que en esa unión que también integran Argentina, Brasil y Paraguay "están nuestros principales clientes" aludiendo a Brasilia y Caracas.

"Cada vez que nos peleamos con Argentina perdemos siempre", concluyó Mujica.

Además, subrayó que "están pidiendo el ingreso Ecuador y Bolivia, así que tan mal no anda". "Si anduviera mejor piden el ingreso todos", sostuvo el mandatario al recibir a Xinhua en su granja en las afueras de Montevideo.

"Veo al Mercosur como un germen de globalización de América del Sur si Brasil juega con inteligencia. Ahora si Brasil se pone imperialista se pudre todo", aclaró.

Sobre el venezolano Nicolás Maduro, quien días atrás dijo en Montevideo que Mujica era su gran consejero, el uruguayo señaló que su colega "es muy amable".

"Luché mucho para que Venezuela entrara al Mercosur", rememoró y fundamentó que la relación con esa nación "es complementaria" y reduce las asimetrías internas.

"Venezuela es una gigantesca reserva de energía y el Mercosur no debe ser tonto, debe medir eso, pero además para amparar a Venezuela", fundamentó.

Mencionó como elementos a analizar que en las últimas dos décadas los países que sufrieron intervenciones militares extranjeras "son petroleros" y los próximos diez años Estados Unidos no precisará importar crudo.

"Estas cosas hay que verlas en el largo plazo y en el mapa más grande. De esas cosas le he hablado", comentó sobre sus reuniones con Maduro.

Interrogado sobre el a veces tormentoso vínculo uruguayo con Argentina, Mujica resaltó la riqueza agrícola de ese país que lo convierte en una "mina inagotable". "Es un país difícil pero muy importante para nosotros", puntualizó.

Mujica evaluó que Argentina es "importante no por lo que le compramos o le vendemos -que tiene importancia- sino porque a los argentinos les gusta venir a Uruguay, invierten y gastan mucho".

Puso el caso de la joya del turismo uruguayo, Punta del Este, balneario que "no lo hubiéramos hecho nunca, lo hicieron ellos (los argentinos)".

"(Punta del Este) Es un pedazo de Pampa (argentina) transformada en ladrillo", graficó, y resaltó que "genera mucho trabajo y valor acá".

"Yo no me puedo rifar eso y el que se lo rifa es un estúpido. Cada vez que nos peleamos con Argentina perdemos siempre", concluyó.