La meta de concluir las negociaciones para el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Costa Rica y Colombia en la cuarta ronda es ahora historia.

El proceso negociador que se pretendía concluir en tiempo récord se ha visto, lejos de eso, atrasado y entrampado por las listas de exclusiones de ambos países.

Sin embargo, durante la última ronda que se celebró en Costa Rica la semana anterior, los negociadores intercambiaron listas con ofertas de acceso al mercado para lograr un balance y equilibrio entre sí y concluir la negociación.

Ese fue el punto de quiebre en el proceso. Costa Rica entregó su lista en la que solicita la exclusión en partidas de varios subsectores industriales como jabones y detergentes, papel, cartón y loza sanitaria, productos forestales, muebles, vidrio y aluminio.

Esta lista salió con el consenso del Ministerio de Comercio Exterior (Comex), quien logra acuerdos con los sectores privados y lidera las negociaciones, explicó Luis Obando, asesor en comercio exterior de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR).

Sin embargo, ese listado constituye una traba importante para los negociadores colombianos según consignó El Financiero. Las negociaciones colombianas para acuerdos comerciales con cualquier país solicitan la inclusión de toda la industria, sin que ningún producto sea excluido.

Tal condición fue puesta sobre la mesa desde la primera ronda de negociación que se celebró el 5 de agosto de 2012, detalló Javier Humberto Gamboa, jefe negociador de Colombia.

Del lado sudamericano, los representantes manifestaron que sería conveniente que algunos sectores agrícolas quedaran fuera del tratado, dado que en el territorio colombiano se manejan sistemas de contención de precios que no permiten la apertura total al mercado.

Algunos productos que se incluyen en la lista colombiana son el maíz, aceite de palma, trigo y harina.

Los negociadores de ambos países intentaron llegar a un acuerdo con el intercambio de listas, pero sin éxito.

La titular de Comex, Anabel González, ha manifestado que la delegación colombiana ha solicitado tiempo para hacer consultas.

“Esperamos la semana entrante tener una reunión de ministros para procurar alcanzar el cierre del proceso”, indicó la funcionaria.