Ottawa. Negociadores de Estados Unidos revelarán parcialmente un nuevo texto sobre modificaciones a un capítulo clave del TLCAN sobre inversión, dijeron este domingo dos fuentes con conocimiento del tema, mostrando el lento paso de las conversaciones de modernización del pacto comercial, que se planea concluya a finales del año.

Las fuentes, con conocimiento del esfuerzo para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), dijeron que la propuesta no proporcionaría detalles sobre los posibles cambios que sopesa la administración del presidente Donald Trump en el Capítulo 11 del acuerdo.

Los tres países miembros quieren sellar un acuerdo antes de que la campaña hacia las elecciones presidenciales en México el próximo año comience a acelerarse.

Expertos en comercio afirman que el lento ritmo de las conversaciones hace dudoso que Canadá, México y Estados Unidos, reunidos en Ottawa durante la tercera de siete rondas planeadas, puedan llegar a un acuerdo dentro de los plazos establecidos.

Funcionarios canadienses dijeron este domingo que no se esperaban grandes avances en la ronda de Ottawa de cinco días, que comenzó el sábado, y destacaron lo que afirmaron era incertidumbre en torno al calendario de las negociaciones.

Trump, quien dice que el tratado, puesto en marcha en 1994, ha sido un desastre, está amenazando sacar a Estados Unidos del acuerdo a menos que se hagan cambios importantes y beneficiosos para su país.

El Capítulo 11 del TLCAN permite a un inversionista de un país miembro demandar a un gobierno miembro sobre la base de que no fue tratado de manera justa. Canadá -que se ha apuntado regularmente bajo el capítulo- dice que quiere una reforma, pero no ha dado detalles.

Las fuentes dijeron que cuando el equipo estadounidense diera a conocer su propuesta más adelante en la ronda, se concentraría en eliminar las barreras a la inversión en todos los sectores en los países del TLCAN, pero no sopesaron posibles cambios al Capítulo 11.

La oficina del Representante Comercial de Estados Unidos no estuvo disponible inmediatamente para hacer comentarios.

Los tres países miembros quieren sellar un acuerdo antes de que la campaña hacia las elecciones presidenciales en México el próximo año comience a acelerarse.

Funcionarios canadienses dijeron que había pocas posibilidades de lograr grandes avances en los temas más desafiantes, como reglas laborales, resolver disputas de inversión y la demanda de Estados Unidos de que más componentes de un vehículo deben originarse en Norteamérica para calificar para el estatus de libre de impuestos.

Los funcionarios, que declinaron ser identificados debido a la sensibilidad del tema, dijeron que los negociadores intentarían avances en las últimas cuatro rondas.

El jefe de Unifor, el mayor sindicato de Canadá, dijo a periodistas que dudaba de que se llegara a un acuerdo a tiempo.

"No hay progreso, las cosas van muy lentamente", dijo Jerry Dias, que mantiene un estrecho contacto con el equipo negociador.